Automoción

Mercedes-Benz G500 4×4², el Clase G más extremo ya tiene precio, casi 273.000 euros

Hace un año vimos el bestial Clase G con seis ruedas, el G63 AMG 6x6. Ahora, la marca alemana da un paso más lanzando al mercado una versión de calle no tan extrema como aquella, pero casi igual de impactante en su diseño. 

El G500 es la versión más extrema del Clase G. Tiene carrocería larga y cuesta más de 270.000 euros.
El G500 es la versión más extrema del Clase G. Tiene carrocería larga y cuesta más de 270.000 euros.

Aquél G63 AMG 6x6 llega a costar en Alemania más de 450.000 euros, un todo terreno único y al alcance de apenas unos pocos coleccionistas que quieran disfrutar de un modelo diferente a todo. Ahora, la marca alemana ha puesto a la venta una versión desarrollada algo menos impactante -se conforma con cuatro ruedas en lugar de seis- pero con una dosis de exclusividad no muy alejada. Y aunque no llega al precio de aquella, los casi 273.000 euros que cuesta le dejan situado como un modelo para coleccionistas o caprichosos de guardar en el garaje modelos únicos.

Aunque tiene solo cuatro ruedas y unas proporciones más contenidas, el diseño sigue siendo impactante, con una carrocería más elevada que cualquier otra versión de la Clase G, provista de una serie de inserciones de fibra de carbono que realzan su imagen y, sobre todo, dotado de unos neumáticos de medidas casi exageradas, 325/55 montados en llantas de 22 pulgadas de diámetro. Mide 4,50 metros de longitud, 2,10 metros de anchura y 2,24 metros de altura, lo que significa 23 centímetros más ancho y 28 más alto que un G 500 L. Unas proporciones a las que hay que añadir el considerable aumento en sus cotas todo terreno, con más de 50 grados de ángulo de entrada y salida, 47 grados de ángulo ventral y una altura libre al suelo de 45 centímetros que le permiten además una profundidad de vadeo de 1 metro.

Está equipado con un conjunto de muelles y amortiguadores dobles en cada rueda, uno que funciona de manera convencional, con dureza fija, y otro de dureza variable. La dureza de amortiguación se regula desde un mando en la consola central, con dos posiciones seleccionables: «COMFORT» y «SPORT». La posición «SPORT», la de mayor firmeza, permite según la marca una velocidad de paso por curva superior a la de un Clase G convencional al permitir menor balanceo de la carrocería. En posición «COMFORT», el sistema configura la amortiguación para filtrar con mayor suavidad las irregularidades de la carretera pero, en situaciones extremas como una maniobra de evasión, aumenta automáticamente la rigidez de la amortiguación para disminuir el balanceo y aumentar la seguridad.

Técnicamente, destaca la adopción de un avanzado sistema de tracción a las cuatro ruedas, con varios diferenciales y diversos modos de funcionamiento. El motor que anima a este Clase G tan especial bautizado como G500 4x4² es un V8 de gasolina y 4 litros, biturbo, que alcanza 422 CV, lo que supone un incremento de 35 CV respecto al G500 estándar. Un cambio automático de doble embrague 7G-Tronic de siete marchas es el encargado de transferir todo su potencial a las cuatro ruedas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba