Automoción

Mazda lanzará al mercado en mayo el nuevo CX-3, el SUV más pequeño de la gama

La experiencia y los buenos resultados logrados con el CX-5 han llevado a Mazda a apostar por una versión menor para entrar en el segmento que más demanda está generando, el de los pequeños SUV. A diferencia de muchos de ellos, el CX-3 llega con variantes de tracción total.

El nuevo CX-3 está basado en el Mazda3, e incorpora versiones de tracción total.
El nuevo CX-3 está basado en el Mazda3, e incorpora versiones de tracción total.

Los pequeños todocaminos de carácter urbano están en pleno auge, y pocas son ya las marcas que no han volcado sus esfuerzos en él. Mazda, con el saber hacer en el segmento superior logrado con la buena acogida del CX-5, no ha tardado mucho en volcarse con una versión de tamaño más urbano y precio más accesible. Un novedoso CX-3 que supone el estreno de Mazda en este segmento tan de moda en los últimos años.

Mide 4,28 metros de longitud, en la línea de otro de los recién llegados, el Jeep Renegade, pero puede considerarse el contrapunto a él sobre todo en lo que a estética se refiere. Frente a las formas exageradamente cuadradas del SUV americano –ahora ya bajo el paraguas de Fiat dentro del consorcio FCA–, el CX-3 exhibe un diseño más fluido, con formas suaves de la carrocería para un aire más elegante y deportivo. También su menor altura influye en esa mayor deportividad.

A simple vista, podría considerarse al CX-3 como la versión de carrocería elevada del compacto Mazda3, pero lo cierto es que las proporciones le sitúan por debajo de aquél. Y es que aunque es 10 centímetros más alto, mide casi 20 centímetros menos que aquél y, sobre todo, su distancia entre ejes es bastante más corta, 2,57 metros, 13 centímetros menos, lo que podría indicar un interior más en la línea del Mazda2 que del Mazda3.

Lo que sí marca la diferencia, además de la mayor altura de carrocería, es que a diferencia de otros pequeños SUV del segmento, el CX-3 sí ofrecerá variantes de tracción total, con un sistema similar al del CX-5 pero adoptando un diferencial trasero de nuevo desarrollo.

Llegará al mercado en poco más de dos meses, a finales de mayo, y estará disponible con el novedoso diesel de 1.5 SKYACTIV-D con 105 CV y con un gasolina 2.0 SKYACTIV-G, este con dos niveles de potencia, 120 ó 150 CV. Tanto en diésel como el más potente de los gasolina estarán disponibles en versiones de tracción delantera y total, mientras que el gasolina de 120 CV sólo se ofrecerá con tracción delantera. Los motores podrán ir combinados con una caja de cambios manual de seis velocidades (SKYACTIV-MT) o con una automática también de seis relaciones (SKYACTIV-Drive).

Como en otros modelos de la marca, incorporará un nuevo dispositivo de control del exterior del coche mediante cámaras, sensores de radar y láser, que permitirá maniobrar en ciudad con mayor seguridad y, en carretera, disfrutar de sistemas como la alerta por cambio involuntario de carril. La mucha información que recoge puede ser proyectada en una lámina de plástico que hay justo sobre el salpicadero y delante del conductor o en una pantalla de 7 pulgadas en el centro del salpicadero.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba