Automoción

Soul EV, el monovolumen eléctrico de la coreana Kia llega a nuestro país

La segunda generación del peculiar Soul llega al mercado con muchas novedades, entre ellas una versión eléctrica que permitirá en ciudad disfrutar de hasta 200 kilómetros de autonomía. Cuesta 15.000 euros batería aparte, que podrá ser comprada o alquilada.

Tras presentarse hace poco más de seis meses y ponerse a la venta en Estados Unidos, el Soul eléctrico llega ahora a nuestro mercado aprovechando la puesta de largo de la segunda generación de este modelo tan particular, con aires de monovolumen sin llegar a serlo. Como supera –y de largo–, los 90 kilómetros de autonomía, se beneficia de las subvenciones estatales a la compra de un vehículo eléctrico, 6.500 euros de ayuda que dejan su precio ligeramente por debajo de los 17.000 euros… con truco.

Y es que la batería del Soul EV se comercializa aparte, bien en propiedad o en régimen de alquiler, casi 8.400 euros en el primer caso o bien pagando una cuota mensual de 99 euros durante siete años. No es barato, pero el Soul EV sin duda pasa por ser uno de los turismos de tamaño compacto con mayor personalidad, tanto por su estética por su tecnología.

Aunque sus formas mantienen los mismos trazos que el modelo original de 2009, el Soul EV está desarrollado sobre una nueva plataforma, resultando más largo y ancho -4,14 y 1,80 metros respectivamente-, mejorando con ello el espacio disponible en el habitáculo. El diseño es ligeramente diferente al del resto de versiones de la gama Soul, con cambios que afectan a los paragolpes y a la parrilla delantera, de diseño específico. Además, la carrocería puede ir pintada en dos combinaciones de colores que no están disponibles en el resto de versiones, azul con techo en blanco y blanco con techo en azul. En el interior, una pantalla hace de cuadro de instrumentos y el tapizado de los asientos es de un color distinto al del resto de versiones.

Pero por encima de todo, es el sistema de propulsión el protagonista del Soul EV, un motor eléctrico de 111 CV y un par máximo de 285 Nm que va asociado a una batería de 27 kWh. Con ella llega a ofrecer una autonomía máxima superior a los 200 kilómetros, con una aceleración de 0 a 100 en 11,2 segundos y una velocidad máxima de 145 km/h, similar a la del VW Golf eléctrico.

Para recargar las baterías se puede utilizar un sistema convencional en una toma de corriente doméstica que requiere unas cinco horas, o uno de carga rápida que permite recuperar el 80% de la capacidad en apenas 25 minutos. Un sistema este último que marca la diferencia entre las dos versiones que se comercializan, la básica, que no cuenta con enchufe de recarga rápida pero sí con un completo equipamiento de serie que incluye llantas carenadas de 16 pulgadas, freno eléctrico, climatizador automático, navegador, control velocidad, asientos delanteros calefactables, cámara trasera o arranque por botón.

La versión de acabado superior añade además del sistema de carga rápida los retrovisores exteriores eléctricos, el retrovisor interior fotosensible, sensor de aparcamiento y faros antiniebla.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba