Automoción

Hyundai entra con el Genesis en el segmento de las berlinas de lujo

Con una inversión de 340 millones de euros, Hyundai se lanza a la conquista del segmento de las grandes berlinas de lujo con un Genesis que llega cargado de soluciones técnicas, una completísima dotación en equipamiento y un precio, si bien no barato, por debajo del de las principales berlinas alemanas.

Inicialmente previsto para el mercado norteamericano, el Genesis es la máxima expresión dentro de la marca coreana, una marca emergente, todavía en pleno crecimiento, pero ya consolidada en casi todos los segmentos en los que se ha ido posicionando en la última década. Y ahora, apunta directamente al más representativo de los segmentos, el de las berlinas de lujo, tradicionalmente dominado por las grandes marcas alemanas, y al que otras muchas, con apenas éxito, han tratado de acceder con modelos de lo más diversos.

Hyundai lo intenta ahora con un producto muy sugerente a simple vista, aunque a sabiendas que pretende sobre todo poner de relieve el potencial como marca y dar otro impulso a su imagen, toda vez que el volumen de ventas del Genesis no servirá para quitar cuota de mercado significativa a las berlinas alemanas. Aun así, no ha escatimado esfuerzos —la inversión realizada por la marca para el desarrollo supera los 340 millones de euros— en un producto que está a la venta con un precio ligeramente por encima de los 67.000 euros, frente a los 85.000 euros que cuesta el menos caro de los modelos de las tres grandes firmas alemanas, el Audi A8.

El Genesis mide casi cinco metros de longitud y ofrece un diseño marcado por la enorme parrilla hexagonal delantera, responsable sin duda de la fuerte personalidad que exhibe. Por dentro, lujo y distinción al máximo nivel, con mucho espacio para los ocupantes gracias a los casi 1,9 metros de anchura que ofrece y la presencia de materiales como la madera, la piel o el aluminio para ofrecer una atmósfera agradable al máximo. Cuenta con un sensor de cabina de CO2 que controla la calidad del aire y alerta mediante un sensor contra la somnolencia, aumentando el confort y la seguridad. Un sistema de control de clima que detecta automáticamente también los niveles de temperatura y humedad.

Otra de las novedades que presenta el Genesis es el sensor ubicado en la parte posterior que permite abrir la tapa del maletero cuando se transportan bultos. A diferencia de otros, el sistema de Hyundai se activa cuando detecta que el conductor está en la parte trasera del coche durante más de tres segundos, abriendo el maletero automáticamente.

En lo que menos brilla es en la oferta mecánica, toda vez que será un único motor el que se comercializará, un V6 de 3,8 litros y 311 CV asociado a un cambio automático de ocho velocidades y a un sistema de tracción total para garantizar la máxima eficacia y seguridad en carretera. No hay opción de versiones Diesel, algo que en mercados como el norteamericano —en el que Hyundai comercializa más de 700.000 vehículos al año— apenas tiene relevancia, uno de los mercados donde más unidades espera llegar a comercializar.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba