Honda ha puesto a la venta un nuevo CR-V que, según la marca, es una nueva generación. A simple vista así lo parece por su renovado diseño exterior e interior, aunque mantiene la misma distancia entre ejes que da a entender que se trata más de una profunda actualización del modelo que empezó a comercializarse en nuestro mercado en 2007. Las dimensiones son muy parecidas, aunque pierde medio centímetro de longitud y, sobre todo, tres de altura para conformar unas proporciones algo más dinámicas, manteniendo la misma altura libre al suelo.

Por dentro sigue destacando por su notable amplitud, sobre todo en las plazas traseras, en las que además de muchos centímetros en sus cotas de habitabilidad, destaca lo plano del suelo que permite acomodarse a tres adultos sin problemas, aunque ahora se echa en falta la anterior banqueta trasera regulable longitudinalmente que tanta versatilidad aportaba. El maletero es ahora algo más capaz, rozando los 600 litros —65 más que antes— y más fácil de acceder a él con su menor altura de carga. Para ampliar la capacidad, basta pulsar un tirador en el maletero para liberar los respaldos fácilmente. Bajo el piso del maletero cuenta con un doble fondo en el que cabe una rueda de repuesto, aunque de tamaño distinto al resto. Según versiones, el maletero podrá contar con portón de accionamiento eléctrico, un elemento que aporta una gran comodidad en las tareas de carga y descarga.

En la nueva gama que ahora se pone a la venta, destaca respecto al modelo anterior la presencia de versiones de tracción delantera, que ha permitido un precio de salida más ajustado. De momento, sólo está disponible con el motor de gasolina 2.0 i-VTEC de 155 CV y con los niveles de equipamiento más sencillos, aunque en 2013 se podrá adquirir también con la versión Diesel 2.0 i-DTEC. Este, desarrolla 150 CV y, para septiembre de 2013,  se ofrecerá junto a un nuevo bloque de 1,6 litros de cilindrada y 120 CV de potencia.

Nuevo diseño, motores más eficientes y versiones de tracción delantera son las principales características de la nueva gama CR-V

Todas las versiones con tracción total están disponibles con cambio manual de seis velocidades o automático de cinco, mientras que la de tracción delantera sólo con el manual, un cambio que lleva asociado además un sistema de parada y arranque automático en ciudad y otro, «ECO Assist», que ayuda al conductor a realizar una conducción más eficiente.

Para reducir el consumo de los dos motores, además de la puesta a punto efectuada en ellos, Honda ha mejorado la aerodinámica gracias a un fondo carenado, a una nueva dirección eléctrica y a un sistema de tracción total más ligero y más eficiente.

El CR-V se comercializa con cinco niveles de equipamiento, —«Comfort», «Elegance», «Lifestyle», «Executive», «Luxury» e «Innova»—, y desde el más básico se incluye de serie climatizador bi-zona, control de velocidad de cruero, ayuda al arranque en pendientes, pantalla del salpicadero en color y toma USB. Entre el equipamiento que supone novedad, está el sistema de alerta de salida involuntaria de carril —«Lane Keeping Assist System»—, que realiza de forma automática una fuerza en la dirección para evitar que se salga del carril. 

GAMA Y PRECIOS desde:

CR-V 2.0 i-VTEC 2WD: 27.200 eurosCR-V 2.0 i-VTEC 4WD: 34.500 eurosCR-V 2.2 i-DTEC 4WD: 29.900 euros


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba