NOVEDAD | Desde 22.550 euros

Citroën C4 Aircross

Citroën quiere estar presente en uno de los segmentos que mayor recorrido tiene, el de los SUV compactos. Con el Aircross, añade un nuevo miembro a la familia C4.

Es innegable que el efecto Nissan Qashqai ha llevado a muchas marcas a desarrollar modelos similares para captar cuota de un segmento que, dentro de la crisis generalizada, sigue al menos creciendo en cuota de mercado. Es el caso de Citroën con el C4 Aircross, con la particularidad de que el desarrollo del mismo comenzó años atrás de la mano de Mitsubishi, participando activamente en todo el proceso que llevó a la marca nipona a lanzar el ASX. Ahora, ha sido el turno de la francesa de poner en el mercado su propia versión, toda vez que los genes son idénticos aunque por fuera apenas se parecen. Comparten lógicamente similares proporciones, pero el diseño del Aircross se desmarca por completo del ASX y se acerca a cualquier Citroën de última generación y, de hecho, sólo el parabrisas delantero, el techo y las puertas son comunes a ambos. Sin embargo, una vez a sus mandos la sensación cambia al haber mantenido prácticamente el mismo diseño interior del ASX y, exceptuando el volante, tanto los mandos como los relojes son idénticos a los del modelo de Mitsubishi, incluyendo la pantalla central del sistema de navegación.

Tres motores a elegir

La oferta inicial de la gama C4 Aircross comprende tres opciones mecánicas, un gasolina de 1,6 litros y dos Diesel de 115 y 150 CV, el primero de origen PSA y, el segundo, heredado del ASX y que ha sido desarrollado por la marca japonesa. Este último, un interesante 1,8 litros que ofrece sobre todo un excelente rendimiento, ideal para quien busque cierto grado de dinamismo. Más novedad supone el motor HDi de 1,6 litros y 115 CV, un motor que no se ofrece en el ASX y en el que Citroën ha trabajado intensamente para adaptarlo a las especificaciones del bastidor del C4 Aircross. Será sin duda la versión que mayor demanda tendrá en la gama, ofreciéndose como en el 1.8 HDi tanto en versión de tracción delantera como total con una diferencia entre ambos de aproximadamente 2.000 euros. En ambos, los periodos de revisión se han situado cada 15.000 kilómetros o una vez al año.

En los primeros metros de recorrido la rumorosidad del 1.6 HDi parece ser algo menos acusada que en el 1,8 litros, iniciando la marcha con más suavidad gracias a una respuesta muy progresiva desde muy bajos regímenes de giro. Ayuda a ello un peso final bastante contenido, por debajo de los 1.400 kilos fruto de un trabajo muy concienzudo en este sentido. El empuje que ofrece resulta suficiente para moverse con cierta soltura, al menos con poco peso a bordo, respondiendo con facilidad a medio régimen para mantener ritmos elevados. Sólo en fuertes aceleraciones a la hora por ejemplo de efectuar un adelantamiento se echa en falta un mayor empuje arriba, algo que sí ofrece la versión HDi de 150 CV.

Pero para mantener en largos desplazamientos una conducción rápida, con cruceros de 130-140 km/h de marcador y consumos ajustados, el 1.6 HDi cumple de forma sobrada. Sólo el tacto del cambio empaña ligeramente un producto en general muy completo, un cambio que en el caso del HDi de 1,6 litros es también de origen Citroën, aunque parezca sin embargo más Mitsubishi por su menor suavidad en el movimiento de la palanca. Como hemos comentado, más prestacional resulta el HDi de 150 CV, una variante para quien quiera disfrutar de una respuesta más inmediata en todo momento. Aunque en condiciones normales la diferencia no es muy acusada, a plena carga sin duda ofrecerá una conducción menos exigente que en el Diesel de 115 CV, que requiere mayor manejo del cambio para mantener el ritmo de marcha, superar pendientes en el trazado o realizar adelantamientos.

En cuanto al bastidor, aunque desarrollado paralelamente al ASX de Mitsubishi, el C4 Aircross cuenta con ajustes propios, con una puesta a punto de muelles y amortiuadores, de la gestión electrónica de la dirección o del propio tarado del ESP ligeramente diferentes, aunque el tacto final sigue siendo muy similar al del ASX. Se aprecia, quizás, una pequeña mejora en la insonorización para un rodar algo más confortable y un grado de eficacia en curva muy próximo al ASX.

GAMA Y PRECIOS DESDE:

1.6i 115 CV 2WD: 22.550 euros1.6 HDi 115 CV 2WD: 24.830 euros1.6 HDi 115 CV 4WD: 26.880 euros1.8 HDi 150 CV 2WD: 28.700 euros1.8 HDi 150 CV 4WD: 30.750 euros


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba