Automoción

Más de 600 kilómetros de autonomía para el Tesla Roadster, el eléctrico más deportivo

Hablar de Tesla es hablar de coches eléctricos, una tecnología que domina la marca norteamericana y que ha logrado, en el útimo desarrollo de su deportivo Roadster, mejorar el rendimiento para ofrecer una autonomía en carretera similar a la de cualquier turismo con motor de combustión tradicional.

Es la marca de coches con mayor dominio de la tecnología de propulsión eléctrica, una marca volcada en exclusiva en esta fuente de energía y empeñada en hacerla crecer hasta convertirla en una clara alternativa a los turismos tradicionales movidos por motores de combustión. Y el principal escollo que siempre se encuentran las muchas marcas que ofrecen ya versiones cien por cien eléctrica llega de mano de la limitada autonomía que ofrecen, mejorada en los últimos años pero que apenas llega a los 200 kilómetros reales en el mejor de los casos, y siempre hablando de una utilización muy urbana, donde los sistemas de regeneración durante la frenada hacen posible llegar a esas cifras.

Tesla, sin embargo, siempre ha destacado no sólo por la deportividad y exclusividad -reflejada en el precio- de sus diferentes turismos eléctricos, sino por ir un paso más allá ofreciendo autonomías muy por encima de la que ofrece cualquier otro fabricante. Y su último paso, según anuncia la propia marca, llega en forma de Roadster 3.0, un deportivo con el que Tesla asegura una autonomía superior a los 600 kilómetros, cifra a la que más de un deportivo de motor de combustión no llega. Y para demostrarlo, va a realizar una prueba práctica que le llevará desde la ciudad de San Francisco hasta Los Ángeles, un trayecto de casi 620 kilómetros que realizará el Roadster 3.0 sin necesidad de recarga alguna durante el trayecto.

Una distancia que debiera superar sin contratiempos toda vez que Tesla ha anunciado que el Roadster 3.0 puede llegar hasta las 400 millas con una sóla carga o, lo que es lo mismo, casi 650 kilómetros. Para lograrlo, cuenta con un nuevo conjunto de baterías de última generación del mismo tamaño que la anterior versión del Roadster, aunque con mayor capacidad pasando de los anteriores 53 kWh a los 70 kWh, una mejora superior al 30 por ciento.

Pero además del desarrollo tecnológico del conjunto de baterías de ión-litio, también se han introducido diversas mejoras tanto en el exterior del Roadster 3.0 como en los bajos del mismo, para lograr una mayor eficiencia aerodinámica al reducirse el Coeficiente Aerodinámico de 0,36 a 0,31. Junto a estas medidas, el nuevo Roadster 3.0 monta también nuevos neumáticos de baja resistencia a la rodadura un 20 por ciento más eficientes.

Sin duda, un gran paso al frente para poder desarrollar la propulsión eléctrica del futuro, ya con unos niveles de autonomía que pueden acercar antes de lo previsto esta tecnología a los coches para llegar a lograr una fuente de energía inagotable.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba