BASADO EN LA PLATAFORMA DEL X3, APUESTA POR UN DISEÑO Y UNA PERSONALIDAD MUCHO MÁS DEPORTIVA

BMW, con el nuevo X4, mantiene su apuesta por los SUV para seguir creciendo

Quiere abarcar casi todos los segmentos del automóvil, con especial atención a aquellos que, como el de los SUV, mejores perspectivas de crecimiento tiene. Con el novedoso X4, aplica la misma receta que en el X6, convertir al X3 en un atractivo coupé.

Con la gama de berlinas plenamente consolidada con los Serie 3, Serie 5 y Serie 7 y sus correspondientes derivados, la gama SUV de BMW ha sido la que mayor crecimiento le ha permitido al fabricante alemán en los últimos años. El enorme, y en cierto modo inesperado, éxito de modelos como el X5 primero y el X3 después llevó a los responsables de la marca a abordar una feroz política de nuevos modelos basados en este concepto SUV que tanto desarrollo ha experimentado en el mercado en los últimos años, y que ha permitido a BMW lograr con estos modelos crecer de manera notable en mercados tan dispares como el norteamericano o el chino. 

Y en esa política de apostar por el segmento SUV la marca alemana no se conformó con los polifacéticos X1, X3 o X5, sino que abrió sus miras hacia variantes que, como el X6, combinaban el carácter SUV con la personalidad coupé. Una fórmula que lleva ahora al novedoso X4, basado en el X3, con el que comparte proporciones -mide también 4,67 metros de longitud, 30 centímetros menos que el X6-, pero con una zaga de diseño mucho más dinámico que resta, principalmente, capacidad de maletero, 50 litros menos y formas menos aprovechables a la hora de cargar bultos de grandes dimensiones. 

Y aunque tiene también cinco plazas, las traseras están estudiadas para ofrecer confort de verdad a dos ocupantes, que no disfrutarán de tanto confort como en el X3 al contar con menos altura al techo, con una sensación de menor amplitud al contar con la inclinación hacia atrás del techo. Mantiene cierta dosis de practicidad al poder abatir el respaldo en tres partes y poder así jugar con el espacio del habitáculo a la hora de cargar maletas o bultos diversos.

Se puede personalizar el aspecto exterior mediante dos tipos de acabado, xLine o Paquete deportivo M, el primero con varias tapicerías diferentes, molduras decorativas y dos diseños de llantas distintos. El Paquete deportivo M cuenta con un kit de elementos diferenciadores que incluye paragolpes y faldones y, en el del habitáculo, asientos, tapizado del techo color antracita, molduras decorativas y volante deportivo M.

La gama de motores contempla tres versiones de gasolina de 184, 245 y 306 CV —xDrive20i, xDrive28i y xDrive35i— y tres Diesel de 190, 258 y 313 CV —xDrive20d, xDrive30d y xDrive35d—, todas ellas con tracción permanente a las cuatro ruedas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba