Automoción

Jeep Renegade vs. Skoda Yeti; los todocamino compactos con mayor personalidad estética

Las ventas de este tipo de modelos han crecido este año por encima del 40%, modelos en los que la estética lo es, en muchos casos, casi todo. Y si algo no se puede negar, es que tanto Renegade como Yeti, gusten o no, se alejan de lo convencional.

Miden poco más de 4,20 metros de longitud, combinan motores diésel entre 110 y 120 CV con sistemas de tracción total y, sobre todo, presentan carrocerías de diseños alejados de lo que se estila en el segmento. Frente a trazos suaves que caracterizan a casi todos ello, Renegade y Yeti se desmarcan con formas muy cuadradas, sobre todo en sus zagas, que aprovechan además para ofrecer interiores especialmente amplios y confortables para las compactas dimensiones de sus carrocerías.

Interiores: pequeña ventaja para el Yeti

Es, sin duda, lo primero que destacan uno y otro al subirnos, unas dimensiones interiores y una sensación de amplitud por encima de lo habitual entre los SUV de su segmento. Algo más ancho en las plazas delanteras el Renegade, detrás el Yeti cuenta con más centímetros de anchura, pero el espacio longitudinal para las piernas favorece al Renegade. Con todo, cuatro adultos disfrutan de un interior confortable por espacio, pero la ventaja en términos absolutos recae sobre el Yeti más que nada por su mayor capacidad de maletero pero, sobre todo, por la superior versatilidad que aporta la banqueta trasera regulable longitudinalmente y los propios respaldos reclinables. Unas mayores posibilidades de configuración interior que sitúan al Yeti con ligera ventaja frente al Renegade.

Comportamiento en carretera: mucha igualdad

Aunque por sus aspectos y dimensiones la impresión de uno y otro antes de ponernos en marcha da a entender ciertas carencias sobre el asfalto, lo cierto es que ambos sorprenden por su forma de moverse entre curvas y, sobre todo, por el buen confort que aportan sus suspensiones incluso sobre asfaltos en no muy buen estado. Aun así, dentro de una notable igualdad, la capacidad de filtrado que proporciona el Yeti aporta a quienes viajen a bordo un confort ligeramente superior. Afrontando curvas, la dirección de ambos transmite bien la información necesaria para hacerlo con mucha confianza, con movimientos bien controlados de carrocería que permiten moverse con mucha fluidez y soltura por todo tipo de trazados. Y ambos lo hacen apoyados en motores de potencia, si bien no rebosantes de ella, suficiente para mantener cruceros elevados con facilidad, y no sólo en trazados muy planos, sino en aquellos de orografía cambiante.

Motores: Renegade por prestaciones, Yeti por consumos

Con cilindradas muy similares y potencias parecidas -120 CV para el Renegade, 110 para el Yeti- en trazados que requieren continuos cambios de ritmo los mayores valores de par del primero de ellos le permite mantener ritmos elevados con mayor facilidad. No requiere en esas condiciones cambiar de marcha con la frecuencia que hay que hacerlo en el Yeti y, junto a esos 10 CV extras, hace su conducción algo más dinámica. Y aunque lo es, tampoco supone una diferencia decisiva en una probable elección entre uno y otro. En lo que más favorecido sale el Yeti es una mayor suavidad de funcionamiento, sobre todo a bajo régimen, y en unos consumos más ajustados que, en combinación con un depósito mucho más capaz, le otorgan una autonomía muy por encima de la del Renegade.

En campo: ventaja para el Renegade

Como SUV que son, y más en estas versiones dotadas de tracción total, nos lanzamos con ellos fuera del asfalto para comprobar hasta donde llegan. Por capacidad de traccionar, suben casi por cualquier pendiente de tierra sin excesivos problemas, aunque la posibilidad en el Renegade de montar en opción el sistema 'Active Drive Low' que incorpora una primera velocidad mucho más corta a modo de reductora le daría una pequeña ventaja en este tipo de situaciones. Si el terreno se complica, el Renegade impone sus mejores cotas todoterreno, con mejores ángulos de ataque, salida y ventral, así como una mayor altura libre al suelo. Quienes piensen moverse en campo, sin duda el Renegade ofrece mayores garantías.

FICHA:

  DATOS COMERCIALES:  Modelo: Jeep Renegade  / Skoda Yeti   Versión: 2.0 Multijet 120 CV 4x4 / 2.0 TDI 110 CV 4x4  Precio: 24.530 / 23.550 euros

DATOS TÉCNICOS  Motor: 4 cil. en línea / 4 cil. en línea  Cilindrada: 1.956 / 1.968 cm3  Potencia máx.: 120 CV a 4.000 rpm / 110 CV a 4.200 rpm  Par máximo: 320 Nm a 1.250 rpm / 250 Nm a 1.500 rpm  Tracción: Total permanente / Total permanente  Caja de cambios: Manual de 6 vel. / Manual de 6 vel.  Dimensiones: 4,25/ 1,80 / 1,69 m // 4,22 / 1,79 / 1,69 m  Peso: 1.505 / 1.525 kg  Depósito de combustible: 48 / 60 litros  Capacidad del maletero: 351 / 405-510 l.

PRESTACIONES  Vel. máxima: 187 / 174 km/h  Acel. 0 a 100 km/h.: 10,2 / 12,2 seg  Consumo en recorrido de pruebas: 7,2 / 6,9 l/100 km  Autonomía en carretera: 667 / 869 km.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba