Automoción

Serie 4 y Evoque, dos formas distintas de entender el concepto Coupé

Ambos comparten el apellido coupé, aunque ninguno realmente lo es en el sentido estricto. BMW y Range Rover aprovechan el tirón de este tipo de denominación para ofrecer modelos muy distintos entre sí en los que anteponen la estética por encima de cualquier otra cosa, sobre todo en el caso del SUV inglés.

Range Rover Evoque Coupé
Range Rover Evoque Coupé

BMW Serie 4 Gran CoupéSobre una misma base, BMW ha desarrollado una compleja oferta de modelos que no hace precisamente fácil la elección entre los clientes. Si del Serie 3 berlina tradicional sacó el Serie 4 Coupé —este si un verdadero coupé—, poco después lanzó el Serie 4 Gran Coupé, una reconversión entre ambos que aporta un diseño más deportivo pero con una carrocería de cuatro puertas. Sus líneas pueden apuntar hacia un estilo coupé, pero a partir de ahí nos encontramos ante una berlina con ciertas diferencias con el Serie 3 de cuatro puertas. De entrada su precio, unos 5.000 euros por encima de aquél a igualdad de motor, aunque en el caso del Serie 3 la gama arranca con motorizaciones menos potentes y precios más ajustados, desde 30.800 euros. El Serie 4 Gran Coupé más económico, supone ya más de 39.000 euros. 

Su silueta coupé se refleja luego en el interior en forma de un acceso menos confortable y en unas plazas traseras menos amplias que las del Serie 3 berlina, aunque gana algo en lo que al maletero se refiere, no por volumen, sino por la mayor facilidad de carga que aporta el portón de acceso, de dimensiones claramente superiores y con un hueco mucho más amplio.

También a la hora de conducir BMW aporta en el Gran Coupé un tacto en general algo más dinámico. Unos tarados de amortiguación con ajustes algo más firmes y una dirección rápida y de mucha precisión y confianza en su manejo hacen del Gran Coupé una versión que se disfruta algo más a sus mandos a la hora de movernos deprisa entre curvas. No tiene tanta variedad de motores como el Serie 3 berlina, pero al menos cuenta con un diésel de bajos consumos y 143 CV para quienes busquen sobre todo una gran economía a largo plazo. Puedes viajar con él y mantener consumos ligeramente por encima de los 5 litros sin bajar de velocidades legales, aunque para disfrutar ya de elevadas prestaciones mejor el gasolina de 184 CV con turbocompresor... y 600 euros más barato.

Range Rover Evoque CoupéHa sido una de las revelaciones del mercado dado su enorme éxito comercial, fruto de un innovador diseño que ha cautivado y seducido sobre todo entre el público femenino. Casi 4.800 unidades vendidas el pasado año y más de 3.700 en lo que llevamos de año y en claro crecimiento, el Evoque se ha asentado como uno de los SUV más admirados, sobre todo en su versión de tres puertas bautizada como Coupé. Unas formas que combinan el diseño SUV por sus proporciones con la línea coupé que supone una zaga que desciende en su perfil, otorgando sin duda una fuerte personalidad. Lógicamente, ello obliga a unas puertas de grandes dimensiones no especialmente cómodas en su manejo, como tampoco lo es el acceso a las plazas traseras.

Por dentro, el espacio disponible no es tan holgado como en el cinco puertas, y la visibilidad hacia detrás está más limitada consecuencia del diseño descendente de la parte trasera y las pequeñas zonas acristaladas. Delante, sí es tan amplio como confortable, con una posición de conducción que, a pesar de la mayor altura, da la sensación de estar en un turismo deportivo.

En marcha, eso sí, y aunque situados a una altura impropia de un coupé, el Evoque proporciona suficiente dosis de agrado para disfrutar en conducción rápida. No vas cerca del asfalto como en el Serie 4 Gran Coupe, pero dominas el trazado desde esa mayor altura con otra perspectiva, anticipándote ligeramente a la curva pero pasando luego por ella con notable grado de eficacia. El balanceo de la carrocería está bien contenido, en mayor grado que cualquier otro SUV de su categoría, permitiendo una conducción muy dinámica, casi deportiva en el caso de las versiones más potentes, ya sea el diésel de 190 CV -desde 40.200 euros- o el gasolina de 240, este ya por encima de los 45.000. Para quienes quieran sobre todo disfrutar del diseño, el Evoque Coupé más accesible supone algo más de 36.000 euros, nada barato para una version con tracción delantera y 150 CV. Es, sin duda, el precio del diseño.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba