Motor

R8 Spyder V10 plus, el cabrio más rápido de Audi: 610 CV y 328 km/h para hacer sombra al 911 Cabrio Turbo

Forma parte de los coches de ensueño, deportivos que hacen las delicias de los aficionados al motor por sus formas y sus cifras. Con el V10 plus, el R8 mira de tú a tú a modelos tan emblemáticos como el Porsche 911 Cabrio Turbo.

El R8 Spyder adopta la motorización más potente de Audi, un V10 de 610 CV.
El R8 Spyder adopta la motorización más potente de Audi, un V10 de 610 CV.

Es el descapotable de producción más rápido de la marca de los cuatro aros y se ha desarrollado en las instalaciones Audi Sport GmbH. Un modelo impactante en sus formas y en sus cifras ahora que incorpora el motor V10 de 610 CV de potencia que le sitúa por encima en términos de rendimiento de modelos tan míticos como el Porsche 911 Cabrio Turbo, este con 540 CV… y 6.000 euros más caro. Una cifra, esta última, que en realidad apenas tiene sentido cuando hablamos de precios que superan de largo los 200.000 euros.

El motor V10 central del R8 Spyder es sin duda el corazón de este deportivo, una mecánica que desarrolla 610 CV y que transmite su potencia al asfalto a través de la transmisión permanente quattro. El modo Performance de serie, los asientos anatómicos tipo bucket y muchos componentes confeccionados en fibra de carbono distinguen a este descapotable de altísimas prestaciones, casi tanto como lo hace su exclusiva pintura verde “Micrommata”.

El alma de este duro rival del mítico 911 Turbo se caracteriza además por su facilidad para girar en la zona alta del cuentavueltas, alcanzando las 8.700 rpm. Es el motor de producción más potente de la marca de los cuatro aros. Como resultado, acelera hasta 100 km/h en apenas 3,3 segundos y roza una velocidad máxima de 330 km/h.

La capota de pliega en 20 segundos y hasta 50 km/h.
La capota de pliega en 20 segundos y hasta 50 km/h.

Detrás del motor V10 hay un cambio S tronic de siete marchas con accionamiento ultra-rápido. Un cambio deportivo de doble embrague, con cortos desarrollo para extraer con la máxima eficiencia todo el potencial que atesora este impactante propulsor. Dependiendo de la conducción, la distribución del par motor realizada por la transmisión quattro entre los dos ejes es completamente variable, y en casos extremos puede enviar hasta un 100 por cien del par a un solo eje. En el eje trasero, monta además un diferencial autoblocante mecánico que proporciona la tracción necesaria en plena aceleración. La gestión del embrague va integrada en el sistema Audi drive select, que permite elegir entre los modos confort, auto, dynamic e individual. El modo performance de serie en esta versión incluye los programas dry, wet y snow, adaptando las características de la transmisión y de la suspensión a la adherencia existente en el pavimento. 

Impactante también por fuera 

El elemento más distintivo en el frontal del R8 Spyder V10 plus es la amplia parrilla Singleframe, con su rejilla de panal, marco cromado y el nuevo emblema Audi Sport. Por debajo, se extiende un spoiler en fibra de carbono, que dirige el aire hacia las anchas ruedas. Los faros opcionales Audi LED con tecnología Láser proporcionan visión nocturna a muy larga distancia. La opción incluye también divisores terminados en color azul anodizado, así como intermitentes dinámicos.

Los sideblades, molduras de umbrales de las puertas, tapa del compartimento de la capota y los spoilers fijos traseros están confeccionados con polímero reforzado por fibra de carbono (CFRP). Junto con la clásica capota textil, son los detalles distintivos de la versión superior del R10 Spyder.

Interior R10 Spyder.
Interior R10 Spyder.

Dos elementos longitudinales traseros refuerzan la capota extendida. El accionamiento electrohidráulico tarda 20 segundos en plegar o desplegar la capota, que pesa 44 kilogramos, incluso en marcha hasta los 50 km/h. Los micrófonos situados en los cinturones de seguridad aumentan la calidad de la comunicación. Con dos altavoces situados en los reposacabezas en cada asiento, el sistema Bang & Olufsen Sound System asegura una alta calidad de sonido incluso con la capota abierta.

En la zaga, las amplias salidas de escape acabadas en negro brillante, con forma trapezoidal, enmarcan el gran difusor, otro componente de fibra de carbono. Su efecto de succión mantiene literalmente pegado a la carretera al Audi R8 Spyder V10 plus, con unos 100 kilogramos de fuerza vertical generada a altas velocidades sobre las ruedas traseras.

Como en un coche de competición, el conductor puede operar todas las funciones importantes sin quitar las manos del volante. El volante de piel R8 Performance integra botones multifunción, así como dos grandes mandos satélites, que el usuario emplea para arrancar y parar el motor, o para regular el sistema de conducción dinámica Audi drive select. Otros dos botones adicionales, incluyendo uno rotatorio, se utilizan para controlar el modo Performance y el sonido del escape.

La instrumentación digital Audi virtual cockpit, de 12,3 pulgadas, presenta toda la información usando gráficos 3D de gran definición, incluyendo la posibilidad de un modo especial Performance que resalta un gran cuentavueltas. También sirve de indicador de cambio de marcha; cuando el cambio S tronic de siete velocidades se utiliza manualmente, su escala lleva un color de fondo a altos regímenes del motor. También hay indicadores marcando la potencia, par motor, fuerzas G, tiempos de vuelta y las temperaturas de los neumáticos, motor y aceite de transmisión.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba