Automoción

Probamos a fondo el Agility City 125, el superventas de la taiwanesa Kymco

Sólo le supera, y por poco, el SH 125 de Honda, pero con un 42% de subida en sus ventas en los dos primeros meses del año se acerca poco a poco al liderazgo del mercado. Su secreto, un precio contenido, muchas dosis de practicidad y sencillez y unas ruedas de 16 pulgadas que aportan seguridad y estabilidad en su conducción.

Un concepto muy simple, bien realizado y con grandes dosis de practicidad en su desarrollo han convertido al Agility City 125 en el segundo scooter más vendido del mercado, un modelo que destaca además por la adopción de ruedas «grandes» de 16 pulgadas en busca de ofrecer, a costa de una pequeña pérdida de agilidad en ciudad, más seguridad en la conducción, sobre todo en pequeños recorridos interurbanos donde demuestra una gran estabilidad.

De acabados sencillos, a sus mandos el Agility City 125 trata de ofrecer todo lo necesario para disfrutar a diario de los desplazamientos por ciudad. Una cómoda postura, buena protección de las piernas y un fondo plano en el que situar bolsas o pequeñas maletas con facilidad son algunos de sus rasgo más destacables, junto a un precio de salida sin duda muy atractivo, reforzado ahora con la innovadora propuesta de Kymco, ofrecer en todos sus modelos un seguro a todo riesgo gratuito durante el primer año. Un paso más al frente de la marca taiwanesa para reforzar su posición en el mercado, que le ha llevado en el pasado 2014 a situarse como la segunda marca más vendida sólo superada por el gigante japonés Honda.

Volviendo al Agility City, destacar como características propias el gran freno delantero de disco de 260 mm de diámetro, el trasero también de disco de 240 mm en lugar del habitual tambor de otros modelos, guantera con cerradura tras el escudo y un manillar con una pequeña visera ahumada tras la que se encuentra un tablero de instrumentos con la información necesaria. ¿Y bajo el asiento? Pues un hueco algo justo, apenas para guardar un casco abierto —no cabe uno integral— debido a las llantas de 16 pulgadas que restan lógicamente espacio. Pero para solucionarlo, Kymco ofrece de serie un práctico baúl trasero de la conocida marca Shad que, aunque estéticamente sea la mejor solución, permite guardar bajo llave un casco integral.

Acomodarse en el Agility City resulta muy fácil, con un amplio asiento para conductor y pasajero y una  altura al suelo que no implica medir 1,80 para llegar sin problemas. La postura  permite una posición más retrasada que en Agility «a secas» con el manillar algo más separado del cuerpo. Gira a baja velocidad con rapidez y mantiene luego la estabilidad a velocidad alta con precisión.

El motor es el conocido de 2 válvulas refrigerado por aire montado en otros modelos de la marca como el propio Agility y el Like. Una mecánica muy probada, robusta y fiable sobre todo, que ofrece una respuesta progresiva desde el primer momento. No es el 125 más rápido en los semáforos, pero cumple muy bien en todos los sentidos, recuperando en marcha con cierta alegría y rozando los 100 km/h de velocidad máxima que permiten moverse con cierta soltura fuera de la ciudad. Además, sus consumos se quedan entorno a los 4 l/100 km. Tampoco es el más ahorrador scooter de su cilindrada, pero sus valores entran dentro de la media.

FICHA:

  DATOS COMERCIALES:  Versión: Agility City 125  Precio: 1.849 euros (incluye 1 año de Seguro a Todo Riesgo)  Garantía: 2 años   Revisiones: cada 5.000 kilómetros

  DATOS TÉCNICOS  Motor: Monocilíndrico  Cilindrada: 124,6 cm3  Potencia máx.: 9,4 CV a 7.500 rpm  Par máximo: 9,3 Nm a 6.000 rpm  Transmisión: Por correa  Caja de cambios: Automática por variador  Dimensiones: 2.045 / 725 / 1.240 mm.  Peso en seco: 121,5 kg.  Depósito de combustible: 5,8 litros

  PRESTACIONES  Vel. máxima: 100 km/h  Acel. 0 a 100 km/h.: - seg  Consumo medio en recorrido de pruebas: 4,1 l/100 km  Autonomía media: 140 km


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba