Automoción

Ford Tourneo Courier, furgoneta para el trabajo, monovolumen para el ocio

Combina la faceta de vehículo comercial entre semana con la de un práctico y versátil monovolumen familiar para el fin de semana, una dualidad cada vez más de moda entre los fabricantes que Ford lleva a la práctica con esta versión Courier del Tourneo. Cinco amplias plazas, enorme capacidad de carga y muchas dosis de versatilidad son sus argumentos.

Es la cuarta versión de gama Tourneo, el modelo de dimensiones más compactas con sus apenas 4,16 metros de longitud, unas dimensiones fruto de estar realizado sobre la misma base de los turismos Fiesta y B-Max, una alternativa a este último enfocado hacia una vertiente más profesional pero con una capacidad de carga y practicidad superior a la del pequeño monovolumen.

Su estética ha sido muy cuidada para acercarlo mucho a cualquier otro modelo de la gama, con un frontal marcado por una parrilla delantera típicamente Ford que logra una imagen muy de turismo, que lógicamente se pierde detrás donde se ha instalado un portón de grandes proporciones para facilitar la carga de objetos. Como detalle práctico, cuenta con el sistema de apertura corredera de las puertas traseras, ofreciendo así un elemento distintivo que le sitúa como uno de los modelos más confortables a la hora de acceder a las plazas traseras, en las que se disfruta de un amplio espacio para tres ocupantes, con una banqueta abatible en proporción 60/40.

Y tras ellas, un maletero que sobrepasa los 700 litros de capacidad hasta el techo, un volumen perfecto de cara al planteamiento familiar del Tourneo Courier que, cuando se utiliza como vehículo para el trabajo, es capaz prescindiendo de las plazas traseras de llegar hasta los casi 1.700 litros.

Todo ello manteniendo unos niveles de equipamiento propio de cualquier turismo de última generación de la marca, con Ford SYNC presente para aportar el sistema de asistencia de emergencia, la cámara de visión trasera o el limitador de velocidad. Además, en materia de seguridad incluye airbags de tórax laterales, airbags de cortina y airbags de rodilla.

Y para mover al Tourneo Courier, Ford ofrece tres opciones mecánicas, marcadas más por los bajos consumos que por el elevado rendimiento. En diésel están disponibles un 1.5 de 75 CV y un 1.6 de 95 CV, ambos Duratorq TDCi, mientras que en gasolina se ofrece uno de los mejores motores de gasolina de baja cilindrada del momento, el 1.0 EcoBoost de 100 CV, del que anuncia un consumo medio de apenas 5,2 l/100 km. Para el diésel más potente, el consumo se queda en unos ajustadísimos 3,7 l/100 km.

Este último, unos 2.000 euros más caro que el EcoBoost con similar nivel de acabado, ha sido la versión que hemos podido probar con intensidad, tanto en el día a día en ciudad como en carretera, sorprendiendo por el resultado global que ofrece. Cuesta prácticamente lo mismo que un B-Max con el mismo motor, un modelo del que deriva el Tourneo Courier y frente al que sus formas, sobre todo por lo que a la mayor altura se refiere —también mide 8 cm más—, le permiten ofrecer un interior de muy superior capacidad. Mantiene el práctico sistema de apertura de puertas traseras correderas, pero las mayores dimensiones de las mismas hace que su manejo resulte más incómodo que las del B-Max. Pesan más y requieren mayor esfuerzo sobre todo al abrirlas.

Eso sí, la facilidad para entrar y salir o para cargar y descargar es superior a la del B-Max, con mucho más espacio a manejar gracias a la posibilidad de plegar los asientos traseros y aprovechar el volumen según las necesidades de cada momento. La sensación de espacio es muy superior, y el confort de marcha poco o nada tiene que envidiar al del pequeño monovolumen, incluso la mayior suavidad en los tarados de amortiguación le hacen algo más agradable en el rodar. Sus reacciones están más próximas a las de un pequeño turismos que a las de una furgoneta, con una dirección precisa y una eficacia en curva que permite moverse en este terreno con rapidez.

El motor diésel de 1,6 litros acompaña por su agradable respuesta, adaptándose por igual a los requerimientos en ciudad o en carretera. Suave a bajo régimen, empuja con suficiente fuerza para moverse con agilidad en carretera, disfrutando de unos consumos siempre moderados, poco más de seis litros a velocidades de 120-130 km/h de marcador y, en ciudad, conduciendo de forma eficiente, por debajo incluso de esa cifra.

FICHA:

DATOS COMERCIALES:  Modelo: Ford Tourneo Courier  Versión: 1.6 TDCi 95 CV Titanium  Precio: 18.255 euros

DATOS TÉCNICOS  Motor: 4 cil. en línea  Cilindrada: 1.560 cm3  Potencia máx.: 95 CV a 4.000 rpm   Par máximo: 215 Nm a 1.500 rpm  Tracción: Delantera  Caja de cambios: Manual de 5 vel.  Dimensiones: 4,16 / 1,76 / 1,72 m  Peso: 1.656 kg  Depósito de combustible: 47 litros  Capacidad del maletero: 395 l.

PRESTACIONES  Vel. máxima: 170 km/h  Acel. 0 a 100 km/h.: 14,0 seg  Consumo en recorrido de pruebas: 6,6 l/100 km  Autonomía en carretera: 712 km.


Comentar | Comentarios 0

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba