El desarrollo de los turimos eléctricos va a suponer toda una revolución, especialmente en lo que a las áreas urbanas se refiere. Contaminación cero, consumo de energía púramente eléctrica y las muchas ventajas fiscales y administrativas con que cuentan este nicho de automóviles -en algunas ciudades pueden incluso aparcar en zonas ORA de forma gratuita- ha llevado a muchas marcas a desarrollar versiones cien por cien eléctricas. Una de las últimas es Toyota, que tiene prácticamente lista la versión eléctrica de su pequeño urbano iQ. Mide 3,12 metros, 13 centímetros más que la variante con motor de gasolina, pesa 125 kilos más y tiene también pequeños cambios estéticos, entre ellos las entradas del frontal algo más pequeñas, una pieza específica que cubre las llantas o la parte baja de la carrocería carenada para mejorar el coeficiente aerodinámico.

El motor eléctrico está alimentado por una batería de iones de litio situada bajo el piso de la carrocería para no reducir así el espacio destinado a los pasajeros. Desarrolla 64 CV de potencia y, durante las deceleraciones, el motor eléctrico hace las funciones de generador para cargar la batería. Puede alcanzar los 125 km/h de velocidad máxima y acelerar de 0 a 100 km/h en 14 segundos, ofreciendo con tres modos de conducción. El «D-range» optimiza el consumo de batería, el «S-range» permite aceleraciones más rápidas y, el modo «B-range», maximiza la recarga de la batería durante las fases de frenado para aumentar al máximo la autonomía.

Enchufado a una red convencional de 230 voltios, la carga se puede completar en 3 horas, un tiempo que puede reducirse en una toma de carga rápida que permite en apenas 15 minutos llegar hasta el 80 por ciento de la capacidad. Al 100 por 100 de carga, ofrece una autonomía algo limitada, unos 85 kilómetros, uno de los aspectos que Toyota deberá aún mejorar de cara a una futura comercialización.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba