Automoción

Soria quiere renovar el PIVE pero advierte que la última palabra la tiene Hacienda

La pelota vuelve al tejado de Montoro. Industria y el sector confían en que se prorroguen las ayudas de estímulo para comprar coches nuevos, un plan que arrancó con 75 millones y se prorrogó con el doble de recursos, 150 millones. Pero a ninguno le interesa aclararlo con un plan aún en marcha. 

José Manuel Soria, ministro de Industria.
José Manuel Soria, ministro de Industria.

Empiezan los mensajes de incertidumbre al sector del motor, a pocas semanas de que se agoten los recursos del actual plan de estímulo para la compra del vehículo nuevo (los 1.000 euros de ayuda pública). Ni al sector ni al Gobierno le interesan ser claros en aclarar si habrá o no un nuevo plan sobre la mesa. Anunciarlo podría tener el efecto contrario: la posible decisión de compra de un consumidor podría retrasarse.

A los tímidos mensajes que ha ido lanzando el sector se une ahora la declaración del ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, que ha asegurado que la "intención" de su departamento es "renovar" el Plan de Incentivos al Vehículo Eficiente (PIVE). Pero Soria, una vez más, desvía la decisión al departamento Cristóbal Montoro. "Va a depender del Ministerio de Hacienda". 

El sector, aunque no lo hace público para evitar una posible relajación de las ventas, ya ha comenzado a negociar con las administraciones una nueva prórroga del mencionado plan. El objetivo es cerrarlo antes del verano.

No obstante, este tipo de ayudas sigue sin ser suficientes para dar un vuelco a la caída de ventas de coches nuevos que, mes a mes, va acumulando el sector. Desde algunos lobbies, se apunta que este ejercicio será peor que 2012, calificado de "terrorífico" por parte del ministro de Industria, ya que el nivel de ventas de coches se encuentra en niveles de los años ochenta en nuetro país.

Soria subrayó la capacidad de este programa para generar actividad no solo entre fabricantes de vehículos, sino en una amplia gama de negocios que va desde los concesionarios a la publicidad.

Además, consideró que la industria automovilística española "no puede renunciar a una parte del incremento de la producción" mundial de automóviles prevista como consecuencia de la creciente demanda global. En 2020, la producción puede alcanzar las 215 millones de unidades, frente a 100 millones en 2017.

El ministro advirtió además de que la industria europea "está perdiendo competitividad con respecto a los mercados con los que compite" y consideró al automóvil una pieza "clave" del sector industrial nacional.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba