Automoción

El motor protesta contra la Fira: Peugeot se coló en el Salón pagando sólo 60.000€

La marca francesa tenía descartado participar en el Salón de Barcelona por una cuestión de costes, ya que un stand cuesta de media un millón de euros. Pero días antes de la apertura cambió de idea: la Fira le permitió participar con una fórmula low cost y aprovecharse de todas las ventajas.

El motor protesta contra la Fira: Peugeot se coló en el Salón pagando sólo 60.000€
El motor protesta contra la Fira: Peugeot se coló en el Salón pagando sólo 60.000€

En un año tan complejo como éste en lo que se refiere a ventas de coches y con las dificultades económicas por las que atraviesa la compañía, Peugeot tenía descartado desde hacía tiempo acudir al Salón Internacional de Barcelona, el gran evento del sector que se acaba de celebrar en España entre el 11 y el 19 de mayo. 

Se trata de una cita cara (en torno al millón de euros) si se tiene en cuenta el escaso retorno comercial, según opinan algunas marcas, y además, su presitigio es menor comparado con otros salones europeos, como el de Ginebra o Francfurt. De hecho, Peugeot no era la única marca que pensó así este año. BMW, entre otras compañías, descartaron su participación en el salón español.

Pero para sorpresa de muchos, Peugeot comunicó tres días antes de la apertura que finalmente sí acudía a la cita de Barcelona y lo hacía con la presentención en primicia del nuevo Peugeot 2008, su nuevo crossover compacto que ha empezado a vender hace sólo unos días. La Fira, que ha estado muy volcada este año en crear iniciativas y actividades para animar la participación del Salón -algunas de ellas fallidas-, permitió a la compañía 'colarse' en el último momento con un formato único y muy barato. "La decisión se tomó sólo quince días antes", explican fuentes de Peugeot. 

Mientras algunas compañías han pagado un millón de euros, Peugeot se coló en el Salón por sólo 60.000€

En este sentido, Peugeot montó en el exterior un box de pruebas de sus coches, como el resto de las marcas, pero sin tener en el interior de los pabellones su stand, que es lo realmente costoso. Mientras el resto de las compañías pagaron un millón de euros para  particiar en el Salón, Peugeot logró colarse en el mismo por sólo 60.000 euros, según fuentes conocedoras. 

Así, la participación de Peugeot se limitó a una carpa con una docena de vehículos para que los interesados los pudieran ver y probar. Y este escenario fue suficiente para cumplir su objetivo: exponer su nuevo modelo al público, vender coches, y recibir la visita del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y del ministro de Industria, José Manuel Soria, que inauguraron el Salón este año

"Le hemos dicho a la Fira que evalúe quién está invirtiendo y apoyando al Salón"

Precisamente, esta  fórmula ha despertado un gran malestar entre algunos rivales, que pagaron entre diez y veinte veces más que Peugeot. 

"Le hemos dicho a la Fira que evalúe quién está invirtiendo y apoyando al Salón. Internamente, no ha sentado bien", dicen en una de las marcas que acuden tradicionalmente al evento. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba