Automoción

La nueva generación del Opel Astra llegará en octubre; analizamos sus cifras más relevantes

Más ligero, más compacto en sus dimensiones y con un aire más deportivo y dinámico, el esperado Astra de quinta generación apunta mejores maneras que su predecesor. Hemos podido subirnos y comprobar en primera persona la evolución sufrida.

No será hasta finales de septiembre cuando Opel lo presentará oficialmente en el Salón del Automóvil de Frankfurt, el último descendiente de aquél Kadett original que supuso el inicio de uno de los mayores éxitos de la marca a lo largo de su historia. Un nuevo Astra del que ahora conocemos muchos de sus secretos al habernos podido subir en una de las primeras unidades que han llegado a nuestro país, y que Opel quiere lanzarlo como un compacto revolucionario y, sobre todo, completamente nuevo desarrollado desde una hoja en blanco sin limitaciones de ningún tipo.

Con una longitud total de 4,37 metros, es casi cinco centímetros más corto que el modelo actual y, con una altura de 1,46 metros, es también casi 3 centímetros más bajo. Nuevas proporciones que tienen influencia en la aerodinámica y en la eficiencia del nuevo Astra, que presenta un coeficiente aerodinámico por debajo de 0,30. Pero aunque más pequeño por fuera, Opel asegura que ofrece un interior más amplio que el modelo actual, en busca de marcar nuevas referencias en el más reñido de los segmentos. Y tras subirnos a él, sin duda el trabajo realizado por Opel apunta en buena dirección, sobre todo en unas plazas traseras que sí ofrecen ahora un buen espacio longitudinal.

Delante, todo es nuevo a la vista, con asientos muy confortables y un diseño del salpicadero evolucionado en el que destaca la presencia de una gran pantalla táctil de 8 pulgadas con la que se reduce los muchos botones que definían al modelo anterior, y del que mucha de su clientela se quejaba. Tras las plazas traseras, el maletero apunta a mucho volúmen, aunque el plano del maletero queda algo bajo.

Para el equipo de ingeniería encargado del desarrollo del nuevo Astra, la reducción del peso ha sido uno de los pilares fundamentales, todo por lograr que sea más ágil en su comportamiento y por lograr un impacto muy favorable en el consumo de combustible. Dependiendo del nivel de acabado y la versión, la diferencia de peso con respecto a su antecesor varía entre los 120 y los 200 kilos. La arquitectura completa del nuevo Astra juega un papel fundamental en la reducción de peso. Cada componente se ha comprobado para aligerar su diseño y se han utilizado materiales ligeros. El peso total de la carrocería se ha reducido en un 20%, de los 357 kilos a los 280 Kg. Otras medidas adicionales en el chasis han dado como resultado una reducción de otros 50 kilos; esto se ha conseguido utilizando ligeros aceros de alta y ultra alta resistencia, subchasis muy compactos y reducciones de peso en el eje delantero y en el trasero.

La gama de motores contempla los últimos bloques desarrollados por la marca, con un rango de potencias que van desde los 105 a los 200 CV. En diésel, el novedoso 1.6 CDTI tendrá versiones desde los 110 CV, mientras que el motores de gasolina 1.0 ECOTEC Turbo de empezará con 105 CV. Entre los más destacados, el nuevo 1.4 ECOTEC Turbo, un motor de cuatro cilindros perteneciente a la misma familia que el más pequeño 1.0, realizado completamente en aluminio que se ofrecerá originalmente con 145 CV.

Pero además de motores y chasis, la nueva generación del Astra marcará un salto evolutivo notable en lo que a tecnologías de la comunicación se refiere, y será el primer modelo de la marca que se lanzará con el servicio conectado exclusivo de Opel OnStar, que está preparado para ayudar y rescatar al conductor las 24 horas del día, los 365 días del año.


Comentar | Comentarios 0

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba