Automoción

Opel aumenta las ventas de sus versiones GLP un 35% en los primeros meses del año

Con la incorporación del Corsa, son ya siete los modelos de la gama que ofrecen versiones propulsadas por gas licuado del petróleo, un combustible alternativo en pleno auge que permite un ahorro del 50% frente a las versiones de gasolina.

El nuevo Corsa incorpora ahora una versión propulsada por GLP.
El nuevo Corsa incorpora ahora una versión propulsada por GLP.

Opel apuesta firme por el GLP como combustible alternativo, un sistema de propulsión que ha sido desarrollado por la propia marca y que se instala directamente en fábrica. En 2014, fueron más de 26.000 los clientes de la marca que optaron por este tipo de motorizaciones, situando a Opel en la segunda posición del ranking de fabricantes de modelos con propulsión alternativa. Unos modelos que, en estos primeros meses de 2015, han aumentado sus ventas un 35% respecto al año anterior, manteniéndose Italia como el mercado más importante.

En España, con más de 25.000 turismos circulando con este combustible, las principales ventajas siguen estando en el ahorro que supone frente a las mismas versiones con mecánicas de gasolina, casi un 52% más económicas fruto de un precio inferior gracias sobre todo a la diferencia de fiscalidad establecida, de momento hasta 2018, pero que se espera se mantenga a largo plazo.

A día de hoy, en nuestro país hay disponibles más de 400 estaciones de servicio de GLP de automoción –más de 35.000 en toda Europa–, un combustible mezcla de butano y propano que emite hasta un 15% menos de dióxido de carbono y hasta un 80% menos de óxidos de nitrógeno que los motores alimentados por gasolina.

En el caso de Opel, su gama se inicia con el pequeño Adam 1.4 GLP de 87 CV, que tiene unas emisiones de sólo 108 gr/km de CO2, mientras que el nuevo Corsa GLP de 90 CV ofrece unas emisiones de 113 gr/km de CO2, alrededor de un 13% menos que cuando funciona con gasolina. En lo más alto de la gama, el Insignia GLP ecoFLEX cuenta con un motor 1.4 con turbocompresor que ofrece 140 CV de potencia y un nivel de emisiones de CO2 de 124 gr/km, alcanzando una autonomía de más de 500 kilómetros.

Todos los modelos Opel GLP se producen completamente en la fábrica y la seguridad juega un papel primordial durante su desarrollo. La lista de control de Opel incluye test de choques especiales para el depósito de gas y para otros componentes instalados en las zonas protegidas e integrados en la estructura general de seguridad del vehículo. La instalación del depósito de GLP está ubicada en el hueco de la rueda del maletero, manteniendo así el volumen de carga del maletero.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba