LA MARCA PREVE UNA MEJORÍA DEL MERCADO EN 2014 Y UN AUMENTO PROPIO EN VENTAS DEL 8%

Insignia y Adam, cara y cruz de Opel en España en el ejercicio 2013

La alemana Opel se muestra optimista de cara a este año. A un crecimiento del mercado global que debiera superar ya las 800.000 unidades, espera mantener su cuota de mercado en base a un aumento en sus ventas hasta las 63.000 unidades.

Opel cerró el pasado ejercicio 2013 con una mejoría de sus cifras respecto al año anterior, con luces y sombras en los resultados de sus modelos. Entre los primeros, los buenos resultados de su berlina Insignia que, aunque con un pequeño retroceso frente a 2012, finalizó como el segundo modelo más vendido del segmento, superado por escaso margen por el BMW Serie 3. Y entre las sombras, uno de sus más novedosos modelos que no acaba de cuajar en el mercado, el pequeño Adam, un utilitario de diseño que llegó al mercado para hacerse un hueco entre modelos tan consolidados ya como el Mini, el Fiat 500 o el Audi A1, pero con unas cifras finales muy alejadas de todos ellos.

Poco más de 800 unidades comercializadas del Adam —más en la línea de otros modelos que tampoco acaban de hacerse hueco como el Volkswagen Up!— le dejan muy por debajo de los casi 7.500 Mini, 7.000 Audi A1 o más de 5.700 Fiat 500 vendidos en 2013, modelos todos ellos cuyas razones principales de compra se basan en el diseño. Pero el Adam no se ha hecho, de momento, un hueco notorio en el mercado, y las previsiones para 2014 tampoco reflejan que sea uno de los utilitarios de diseño más demandados.

Y entre el Insignia y el Adam, el Mokka ha sido para la marca una de las pequeñas sorpresas, con más de 3.000 unidades vendidas el año pasado que superaron las previsiones iniciales y que pudieron ser más de haber existido una mayor disponibilidad en la producción. Algo que a buen seguro se solucionará este año toda vez que la fábrica de la marca en Figueruelas (Zaragoza) iniciará su producción a partir de mediados de año, lo que posibilitará a buen seguro una mayor disponibilidad para adecuarse a la demanda de uno de los segmentos que mayores perspectivas de crecimiento tienen a corto y medio plazo.

Con el mes de enero ya cerrado, el mercado del automóvil apunta a un año de consolidación y, para Enrico De Lorenzi, Director General de Opel España, la marca espera mantener su posición en el mercado, con un 7,53% de cuota actualmente, lo que implica ante la previsión de llegar ya a superar las 900.000 unidades entre turismos y comerciales,  pasar de las casi 58.500 unidades en 2013 a los 63.000, un 8% de incremento. Para ello, cuentan con la llegada del nuevo Meriva, que también se producirá en Zaragoza, alguna versión más del Insignia y la entrada en producción de la nueva generación del Corsa, su más vendido modelo. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba