Automoción

El límite de velocidad subirá a 130 km/h… pero con muchas restricciones

Mucho tiempo se lleva hablando de la subida de los límites de velocidad en las autovías de nuestro país y, finalmente así será. El nuevo Reglamento General de Circulación contempla  elevar la velocidad máxima a 130 km/h, pero será en apenas 1.500 kilómetros de la red de carreteras.

Auque el límite suba a 130 km/h, las señales fijas actuales no se sustituirán.
Auque el límite suba a 130 km/h, las señales fijas actuales no se sustituirán.

Hace casi un año el Gobierno aprobó la nueva Ley de Tráfico que incluía importantes novedades en lo que a la circulación se refiere, aunque el proyecto de Reglamento de Circulación sigue todavía en trámites para su aprobación definitiva, pendiente de ser aprobado por el Consejo de Ministros para, posteriormente, publicarse en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y entrar en vigor tres meses después. Será, por tanto, ya en verano cuando veamos los primeros tramos en autovías o autopistas con el nuevo límite de 130 km/h, un aumento que se ha pedido desde muchos sectores pero que, finalmente, será aprobado no sin muchas restricciones.

Porque este nuevo límite no supone en la práctica que en todos los tramos hasta ahora limitados a 120 km/h suban a 130 km/h, sino que será mediante paneles de mensaje variable cuando se anuncien los tramos que, en función de los índices contrastados de seguridad, las buenas condiciones de trazado y pavimentación y las óptimas condiciones meteorológicas, podrán permitir ese nuevo límite de velocidad. Un aumento que, en cualquier caso, será autorizado y gestionado exclusivamente por el organismo autónomo de la Jefatura Central de Tráfico o, en su caso, por la autoridad autonómica competente para la gestión de tráfico.

Según la DGT, una vez se apruebe el Reglamento General de Circulación, serán alrededor de 1.500 kilómetros de autopistas y autovías los que podrán beneficiarse de este aumento de velocidad, un dato que supone en la práctica apenas el 1 por ciento de la red de carreteras generales del Estado.

El límite de 130 km/h se anunciará en los diferentes paneles variables que pueblan las vías de alta capacidad y deberá dar información en tiempo real contemplando si hay un accidente o si comienza a llover, ya que ello dependerá de que se suba o baje la velocidad establecida. De hecho, no se cambiará la señalización actual de 120 km/h, sino que serán sólo los paneles de información los que permitan aumentar la velocidad. 

Pero además de esta propuesta, el nuevo Reglamento de Circulación recoge también la de bajar el límite de velocidad en todas las carreteras convencionales de 100 km/h a 90 km/h. A esto hay que añadir otros tres nuevos límites de velocidad adicionales. Las carreteras convencionales con una plataforma inferior a 6,5 metros de anchura y con marca longitudinal de separación entre sentidos la velocidad máxima se situará en 70 km/h, mientras que en las convencionales que no cuenten con marca de separación se reduce a 50 km/h.

¿Y que opinan los principales implicados, los conductores? Pues según un reciente estudio elaborado por el Observatorio Español de Conductores DUCIT-RACE sobre la modificación de los límites de velocidad, más del 80% de los conductores españoles están a favor del incremento de la velocidad a 130 km/h en autovías y autopistas, mientras que más de la mitad están a favor de reducir la velocidad a 90 km/h en las carreteras secundarias.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba