Automoción

Mini Test: Toyota Aygo 1.0 VVT-i 5p x-Play

Más atractivo que el modelo anterior, mantiene las mismas virtudes en cuanto a su funcionalidad urbana, terreno en el que se mueve con mucha soltura. Amplio delante, suficientemente cómodo detrás, mejor sin duda por ello la versión de cinco puertas.

El segmento de los pequeños utilitarios es uno de los que mayores crecimientos ha tenido en los últimos años, una fuerte subida que le ha llevado desde una cuota de mercado estabilizada los últimos años del 3,5% a un 5% en el pasado ejercicio. Si en 2014 el Aygo acabó como en sexto modelo más vendido del segmento con algo menos de 2.000 unidades, el nuevo modelo permitirá a Toyota mejorar sus ventas en este 2015, que estiman ya rozar las 2.400 unidades, acercando ahora mucho el Aygo a una clientela más joven. Para ello, se ha buscado un diseño mucho más personal y expresivo, algo que sin duda han logrado, reforzado por otros muchos pequeños detalles mejorados. Algo más de espacio interior, un equipamiento de serie más completo, mejoras en la eficiencia del motor… y una financiación a medida que, en la práctica, permite acceder a un Aygo por 100 euros al mes tras una entrada de menos de 2.700 euros y, al cabo de un tiempo, devolverlo, cambiarlo por otro modelo de la gama o recomprarlo.

En el precio de partida se contempla ya un abundante equipamiento de serie con elementos como seis airbags, luces de leds diurnas, faros antiniebla, control de estabilidad, asistencia al arranque en pendiente, indicador de presión de neumáticos, llantas de aleación de 15”, limitador de velocidad y sistema multimedia ‘x-touch’ con pantalla táctil de 7”, cámara de visión trasera y equipo de sonido con conexiones USB y AUX.

El nuevo diseño sirve sin duda para atraer la atención de quienes busquen un utilitario urbano, con un carácter y una personalidad ahora mucho más marcada, sobre todo por parte del nuevo frontal, una carrocería que además ofrece la posibilidad de poder sustituir diferentes piezas de la misma para personalizar aun más el Aygo al gusto de cada uno. Las dimensiones exteriores cambian ligeramente, ganando tres centímetros de longitud para llegar a ofrecer ahora 3,46 metros, con una anchura de 1,62 metros y una altura de 1,46 metros, similares a las del modelo anterior. Gracias a este pequeño crecimiento en dimensiones, Toyota ha logrado que el nuevo Aygo cuente con un maletero de mayor capacidad, casi 30 litros extras para un total que roza los ahora 170 litros, una cifra a pesar de ello alejada de modelos como el Seat Mii, un rival muy directo que llega hasta los 251 litros de capacidad. Lo que no cambia es el sistema de apertura de las ventanillas traseras en forma de compás en la carrocería de cinco puertas, un elemento sin duda a mejorar.

Y si por fuera evoluciona de manera apreciable, también lo hace por dentro, con un salpicadero de apariencia mucho más moderna y marcada por la pantalla táctil de 7 pulgadas sobre la consola central, desde la que se puede controlar casi todas las funciones más habituales, como el equipo de sonido o el sistema Bluetooth. El único motor disponible es de gasolina, tres cilindros y 1 litro de cilindrada evolución del anterior, con menores consumos y una mejor respuesta a bajo régimen al haber optimizado la curva de par. Ofrece una rápida y suave respuesta en ciudad, agradable desde bajos regímenes y, en carretera, sus prestaciones dan para moverse con mayor soltura de la esperada. Mantiene cruceros de 120-130 km/h con facilidad, aunque cuando bajamos el ritmo cuesta luego recuperarlo.

En ciudad se mueve como pez en el agua, con unas dimensiones que facilitan mucho su maniobrabilidad en espacios reducidos y un radio de giro que, sin llegar al que ofrece el Twingo de Renault (uno de sus más directos rivales), permite girar en poco espacio con comodidad. En carretera ofrece una buena estabilidad lineal aunque no es tan agradable como en ciudad sobre todo por un aislamiento acústico no muy bueno que hace que se filtren con claridad ruidos aerodinámicos y, sobre todo, del motor. Para cortas distancias no llega a ser molesto, pero no se puede decir que el Aygo sea un coche silencioso. La suspensión tiene un ajuste tirando a blando, por lo que la carrocería balancea algo más de lo deseado en curva. Absorbe, eso sí, con eficacia las irregularidades de la carretera y proporciona un buen nivel de confort.

VALoRACIÓN MINI TEST:

Destaca por: Agilidad y consumos bajos

Mejorable en: Visibilidad trasera 

Sus rivales: Fiat 500 1.2 69 CV Pop (11.300 €)

                       Seat Mii 1.0 75 CV  Reference 5p (10.480 €)

FICHA:

DATOS COMERCIALES:  Modelo: Toyota Aygo  Versión: 1.0 VVT-i x-Play 5p  Precio: 10.600 euros (dto. marca incluido)

DATOS TÉCNICOS  Motor: 3 cil. en línea  Cilindrada: 998 cm3  Potencia máx.: 70 CV a 6.000 rpm   Par máximo: 95 Nm a 4.300 rpm  Tracción: Delantera  Caja de cambios: Manual de 5 vel.  Dimensiones: 3,45 / 1,61 / 1,46 m  Peso: 915 kg  Depósito de combustible: 35 litros  Capacidad del maletero: 168 l.

PRESTACIONES  Vel. máxima: 160 km/h  Acel. 0 a 100 km/h.: 14,2 seg  Consumo en recorrido de pruebas: 6,5 l/100 km


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba