LO ULTIMO

El pequeño SUV ofrece agilidad y confort en ciudad, y un eficaz comportamiento en carretera

Es la apuesta de Opel en uno de los segmentos más de moda, el de los pequeños SUV de ciudad. Pero el nuevo Mokka, además de diseño y estilo, ofrece a sus mandos un sólido comportamiento en carretera.

Acaba de ponerse a la venta en nuestro mercado y ya son 1.500 los pedidos en firme del nuevo Mokka, el primer modelo de Opel en el segmento SUV de carácter urbano. Pero a sus mandos, además de disfrutar de sus recortadas dimensiones —mide 4,3 metros de longitud—moviéndonos en ciudad con agilidad gracias a su reducido radio de giro, nos encontramos en carretera con un modelo que sorprende por su alto grado de efectividad, con un tacto muy deportivo desde que nos ponemos a sus mandos. Tanto el asiento, cómodo y con mucha sujeción lateral, como la propia postura al volante, nos sitúa ante un modelo con pretensiones más deportivas de lo esperado. La dirección ofrece desde los primeros movimientos un tacto muy directo, entrando en curva con mucha facilidad y precisión. La corta distancia entre ejes y amplia anchura de vías le otorga mucho aplomo en todo momento, disfrutando mucho de la conducción en terrenos cuanto más virados mejor.

La firmeza de suspensión también ayuda a lograr esa eficacia en curva, manteniendo la carrocería con un mínimo balanceo en curva pero sin llegar a penalizar el confort de rodadura, que permite cubrir largos desplazamientos con mucha comodidad. Eso sí, las dimensiones de las plazas traseras no son muy amplias, al menos para tres ocupantes, pero cuatro personas a bordo pueden acomodarse sin estrecheces, con algo más de 350 litros de volumen de maletero, algo mayor si aprovechamos el mucho espacio que queda hasta el techo.

Eficaz en campo con su tracción total

Y como SUV que es, nos adentramos por campo para comprobar cómo se desenvuelve lejos del asfalto. Sobre pistas de tierra en mal estado, la dureza de amortiguación hace que los baches se sientan demasiado en el interior, pero a cambio disfrutamos de una gran capacidad para movernos a alto ritmo por muy virado que sea el trazado. La tracción total trabaja con eficacia, asegurando la motricidad necesaria para superar pasos complicados con eficacia, solamente limitados por una altura libre al suelo no excesivamente amplia.

Incluye de serie algunas ayudas a la conducción como el Control de Descensos (HDC) o el Sistema de Arranque en Rampa (HSA), lo que facilita mucho la movilidad en campo. Además, incluye un equipamiento muy avanzado, con elementos como el Sistema de Iluminación Adaptativa, el Asistente de Luz Larga, la nueva generación del sistema de cámara frontal Opel Eye, el Aviso de Cambio Involuntario de Carril y la segunda generación del Reconocimiento de Señales de Tráfico.

De la gama de motores, que contempla tres opciones, un 1.6 de gasolina atmosférico y 115 CV, un 1.4 Turbo de 140 CV y un Diesel 1.7 CDTi de 130 CV, hemos podido probar brevemente los dos últimos. El Diesel sin duda se adapta mejor, con una respuesta más sólida a bajo y medio régimen para una conducción más relajada y agradable. El Turbo de gasolina de 140 CV, será la opción para quien busque el Mokka más dinámico y deportivo, aunque a alto ritmo da la sensación de ofrecer unos consumos claramente más elevados que los del Diesel CDTi.

GAMA Y PRECIOS desde:

Mokka 1.6i 115 CV 4x2: 18.105 eurosMokka 1.4 Turbo 140 CV 4x4: 23.125 eurosMokka 1.7 CDTi 130 CV 4x2: 21.900 eurosMokka 1.7 CDTi 130 CV 4x4: 24.460 euros


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba