Automoción

Nos subimos al nuevo i20 Coupé, la versión deportiva del utilitario de Hyundai

La carrocería de tres puertas del i20 no aporta sólo una imagen más dinámica, sino una puesta a punto en el bastidor que, a sus mandos, se deja sentir con una conducción más gratificante en sus sensaciones.

Además de estética, el comportamiento del i20 Coupé es algo más deportivo que el 5 puertas.
Además de estética, el comportamiento del i20 Coupé es algo más deportivo que el 5 puertas.

Hyundai busca con esta nueva carrocería lo mismo que  Seat con el Ibiza SC, desmarcarse ligeramente de la versión de cinco puertas con una versión de mayor carácter en su diseño. Aunque mantiene las mismas dimensiones en cuanto a longitud, el i20 Coupé resulta casi 3 centímetros más bajo y muestra un diseño en la zaga con cierto aire coupé, una línea descendente que marca junto a las grandes dimensiones de las puertas delanteras una estética más dinámica con la que atraer sobre todo a una clientela más joven. Una apuesta por tratar de fidelizar a un público al que luego mantener con una gama cada vez mejor estructurada. A igualdad de motor, el i20 Coupé cuesta unos 1.000 euros más que la versión de cinco puertas.

Si por fuera el diseño evidencia una personalidad propia respecto a éste último, por dentro lógicamente las principales diferencias las encontramos detrás, aunque ya delante, al sentarnos se aprecia la mayor dificultar para maniobrar la puerta, más grande y pesada que la del i20 5p. Los asientos delanteros se repliegan con facilidad hacia delante dejando suficiente espacio para acceder a unas plazas traseras de dimensiones algo mejores a la media del segmento, aunque lógicamente con menor altura al techo que en la carrocería de cinco puertas. Si mides más de 1,80 no irás especialmente cómodo detrás, aunque siempre con algo más de confort que en modelos como el Peugeot 208.

El maletero tiene 336 litros de capacidad, curiosamente 10 más que en la versión de cinco puertas, fruto según la marca del diseño de la parte trasera de la carrocería. Un 208 3 puertas, por ejemplo, tiene 285 litros, prácticamente lo mismo que el Seat Ibiza, quizás su rival más directo.

Al ponernos a sus mandos, la sensación que llega es de buena calidad en ajustes e incluso en materiales, con plásticos de tacto duro que indican robustez. El diseño, no es tan austero como el de un Ibiza, pero tampoco destaca por lo moderno del mismo, sobre todo comparado con modelos también relativamente nuevos como el Opel Corsa, más vistoso y de mejor apariencia a la vista. Eso sí, todos los mandos ofrecen un manejo fácil e intuitivo.

En marcha, conduciendo la versión de gasolina de 100 CV, el tacto que ofrece el Coupé difiere ligeramente de la versión cinco puertas, con una amortiguación más firme y una dirección de tacto más directo. Por ello, se mueve entre curvas con más eficacia y con mayor sensación de control tanto en la entrada en curva como en el paso por la misma. Cuando lleguen versiones más potentes podremos entonces descubrir los límites de un modelo que, dinámicamente, resulta sin duda muy agradable.

También lo es el motor, de respuesta suave desde bajo régimen, aunque no resulta especialmente rápido en sus prestaciones. Para moverse a alto ritmo requiere estirar el régimen de giro del motor, resultando en general más lento por ejemplo que un Volkswagen Polo TSI de 110 CV.

GAMA Y PRECIOS DESDE:

i20 Coupé 1.2 MPI 85 CV: 15.750 euros

i20 Coupé 1.4 MPI 100 CV: 17.700 euros

i20 Coupé 1.4 CRDi 90 CV: 18.050 euros


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba