Automoción

Renault insiste: aumentará las ventas mundiales en 2013 pese a la crisis en Europa

Las ventas de Renault siguen cayendo arrastradas por el desplome del mercado europeo. De los tres objetivos previstos para este ejercicio, el fabricante sólo cumple uno: que el margen operativo del automóvil sea positivo. 

Carlos Ghosn, presidente de Renault (d), junto al director financiero del grupo (i).
Carlos Ghosn, presidente de Renault (d), junto al director financiero del grupo (i).

Fin de la incertidumbre que se vivía en los mercados por si Renault daba un paso atrás en sus objetivos de crecimiento para final de año, a raíz del anuncio de la caída de las ventas mundiales que anunció hace unos días.

Renault ha ratificado este viernes, con motivo de la presentación de sus resultados semestrales, el cumplimiento de sus tres objetivos de 2013: aumentar sus volúmenes de ventas mundiales; generar un margen operativo del Automóvil positivo; y lograr un free cash flow operativo del Automóvil positivo.

El primero parte de una caída del 1,9% de caída de las ventas mundiales. Los crecimientos que ha registrado en Asia y en África han sido insuficientes para compensar las caídas en Europa y en América. El objetivo no será facil, dice el mercado. Principalmente, porque para lograr este alza, Renault incluye un recorte de las ventas del 5% en Europa. En lo que va de año, las ventas de la compañía en esta región ha registrado del 7,3%, hasta 657 millones de euros, y según las previsiones de los expertos, la tendencia en este mercado maduro seguirá siendo compleja. 

Por ello, Renault sigue poniendo el foco en los mercados emergentes, donde espera fuertes alzas. El objetivo es crecer un 2% a final de año (en el primer semestre acumula un recorte del 1,9%). Por ahora, la compañía que preside Carlos Ghosn cuenta con una cuota mundial del 3,2%, tras recortar un 0,1 puntos porcentuales. 

Previsión de Renault crecimiento 2013 por áreas geográficas

No obstante, la compañía confía en que se conseguirá gracias a los nuevos modelos y a una política de control de gastos. Con estos mismos argumentos, el grupo (salvo que no haya un nuevo deterioro de las condiciones del mercado) confirma los otros dos objetivos. Uno de ellos, ya se ha cumplido: generar margen operativo del automóvil positivo. A junio, se ha situado en 211 millones de euros (1,1 % de su cifra de negocio), una subida de 95 millones de euros con respecto al primer semestre de 2012. A pesar de un efecto volumen y un tipo de cambio negativo, el grupo se beneficia de la política de precios y del control de los costes. De hehco, el  mercado se ha sorprendido de la cifra que el grupo ha obtenido en el margen operativo, que se ha situado en 583 millones de euros (consenso en 403 millones), frente a los 508 millones de euros en el primer semestre de 2012. 

El tercer objetivo es el relacionado con el free cash flow operativo del Automóvil positivo. De momento es negativo en 31 millones de euros, teniendo en cuenta el impacto de la variación de la necesidad del fondo de maniobra de -138 millones de euros desde el 31 de diciembre de 2012. Los stocks totales representan 67 días de venta frente a 65 días a fin diciembre de 2012.

Además, la posición neta de liquidez del Automóvil ha disminuído en 800 millones de euros con respecto al 31 de diciembre de 2012 y se establece al 30 de junio de 2013 en 732 millones de euros.RCI Banque ha seguido con la diversificación de su refinanciación a través de la captación de depósitos, alcanzando 2.600 millones de euros a fin junio de 2013 en Francia y en Alemania.

Desplome de la rentabilidad

El beneficio neto semestral del grupo es de 39 millones de euros, es decir, veinte veces menos que los 746 millones registrados en junio de 2012.

Esta situación se explica por las pérdidas ocasionadas por las provisiones de sus actividades en Irán (512 millones de euros que permite cubrir los riesgos ante el endurecimiento de las sanciones internacionales a Teherán)  y por los costes de su proceso de reestructuración en Francia (173 millones), con lo que el resultado de explotación de la marca del rombo cayó hasta los 249 millones de euros de pérdidas, frente a los 519 millones de beneficio de hace un año.

Renault no incluirá en sus cuentas una nueva provisión de cara al segundo semestre del año, indicó hoy el grupo francés.

A ese cese de actividad en Irán se suma una depreciación de 227 millones de euros vinculada a la quiebra de los socios israelíes de Renault en la concepción del vehículo eléctrico Better Place.

Gran inyección de Nissan

En positivo, sus socios -liderados por el fabricante japonés Nissan- aportaron una contribución de 749 millones de euros a las cuentas del grupo galo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba