Automoción

Mensaje alarmista del motor para animar la campaña de verano: "El PIVE se acaba"

Aunque las marcas de coches enfocan la campaña de verano con el fin de las ayudas públicas, desde mayo están negociando y con éxito la renovación de las mismas. El Gobierno podría anunciar más ayudas antes de que finalice el mes de julio, según fuentes conocedoras. 

Mensaje alarmista del motor para animar la campaña de verano: "El PIVE se acaba"
Mensaje alarmista del motor para animar la campaña de verano: "El PIVE se acaba"

Las marcas de coches que operan en España llevan negociando con el Gobierno la renovación de las ayudas públicas a la compra del vehículo desde hace semanas. Estas aproximaciones que desde el pasado mes de mayo están dando buenos resultados, y de hecho, según fuentes consultadas, el Gobierno podría anunciar esta renovación antes de final de mes. 

Conocedores de esta buena noticia para el sector, pero con el peligro que conlleva para las ventas de la campaña de verano si se anunciara a bombo y platillo en estos momentos (muchas operaciones se cerrarían más adelante), el sector juega a crear cierta alarma al consumidor con mensajes comerciales en esta línea: 'el PIVE se acaba, aprovecha ahora para comprar tu coche'. 

Honda, Peugeot, Kia.... Son muchas son las marcas que están lanzando campañas de verano desde hace unos días con este mensaje y casi todas utilizan coches con precios reducidos pero se aseguran el margen porque obligan al consumidor a financiar la operación con sus entidades financieras. 

Por ejemplo, la marca automovilística japonesa Honda ofrece en esta campaña 'Fin del PIVE' una edición especial de su modelo estrella CR-V (ha vendido más de cinco millones en todo el mundo), con por una cuota mensual en 180 euros. A esta cuota se llega siempre y cuando este CR-V sea financiado a través de la financiera de marca por Honda Finance, con una entrada de 6.989,50 euros y una cuota final de 10.580 euros.

Peugeot, por su parte, triplicará las ayudas del Plan PIVE del Gobierno a los usuarios que adquieran una unidad de los modelos 308, 3008 y 5008 antes del 31 de julio, y financien la operación con Peugeot Financiación.

Patronal e Industria también 'juegan'

Mientras las marcas preparaban sus campañas comerciales, curiosamente, el primero en crear esta incertidumbre al consumidor fue el presidente de la patronal de los fabricantes de coches en España, Anfac, Mario Armero, que tras la comida que mantuvo Mariano Rajoy con el sector en el marco del Salón del Automóvil de Barcelona del pasado mayo, dijo que desconfiaba de que el Gobierno renovara de nuevo el PIVE debido a las limitaciones presupuestarias. "Aprovecharlo -en referencia al plan actual- y sacarle beneficios cuanto antes", decía Armero.

A esto le siguió el propio ministro de Industria, José Manuel Soria, que dijo que apoyaba una renovación pero advertía que la última palabra la tenía Hacienda.

Las ventas de coches en España siguen en negativo, fruto de la situación económica del país. El paro, la falta de liquidez y la incertidumbre están bloqueando el sector del automóvil, y con graves consecuencias. Sin un mercado local fuerte en ventas de coches, las inversiones de las multinacionales no se pueden justificar y podrían correr peligro (la exportación del 100% de los coches producidos en España eleva el coste a la matriz), por lo que el Gobierno tiene casi la obligación de seguir potenciando las ventas y evitar caídas de doble dígito mensuales como se venían produciendo el año pasado. 

Aunque ahora no toca vender al consumidor la renovación del PIVE, las marcas consultadas, fuera de su discurso oficial, están convencidas de que el Gobierno seguirá inyectando dinero al sector por esta vía: "Habrá pive-3", dicen. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba