Automoción

La CE aprueba finalmente el plan de reestructuración de PSA Peugeot Citröen

Visto bueno a la ayuda de 571,9 millones de euros del Estado francés, después de que el grupo PSA accediera a modificar el plan inicial y a vender activos. 

La Comisión Europea (CE) ha aprobado la reestructuración del fabricante automovilístico Peugeot Citröen, que prevé una ayuda de 571,9 millones de euros garantizada por el Estado francés al grupo PSA, después de que éste accediera a modificar el plan inicial y a vender activos, entre otras medidas.

Tras abrir en mayo pasado una investigación en profundidad, la CE ha determinado que el plan de reestructuración actualizado de Peugeot Citröen permitirá al grupo PSA "restaurar su viabilidad al tiempo que limita las distorsiones en materia de competencia causada por la ayuda estatal", informó hoy el Ejecutivo comunitario.

"Hemos encontrado una fórmula que permite a PSA reestructurarse acorde a claros límites, al reducir al mínimo los efectos perjudiciales para los competidores que no han recibido apoyo público", señaló el vicepresidente de la CE y comisario de Competencia, Joaquín Almunia.

Las modificaciones acometidas en ese plan basadas en las últimas tendencias en el mercado automovilístico de Europa han eliminado las dudas de la CE sobre la vuelta del grupo a la viabilidad.

La ayuda se dará en forma de una garantía estatal que cubre la emisión de bonos por parte del brazo financiero del grupo automovilístico, Banque PSA Finance, hasta el 31 de diciembre de 2016 por un máximo de 7.000 millones de euros para el nominal (un subsidio bruto equivalente a 486 millones de euros) por un lado y un adelanto a devolver de 85,9 millones para un proyecto por otro.

Se trata del "50CO2Cars" proyecto de Investigación y Desarrollo, que pretende desarrollar un tipo de motor diesel híbrido que forma parte del plan de reestructuración y contribuirá positivamente a la viabilidad del grupo, según la CE.

Si los resultados del grupo se quedan por debajo de los previstos en el plan, PSA tomará medidas correctivas adicionales para no superar un cierto nivel de deuda neta durante el periodo de aplicación de la reestructuración, señaló el Ejecutivo comunitario. La vuelta a la viabilidad del grupo también ayudará a mejorar la situación del banco propio, cuyos problemas actuales se deben a sus vínculos con el resto de la compañía, agregó.

Refinanciación más barata

La garantía estatal para la emisión de los bonos permitirá a Banque PSA Finance refinanciar más barato, pero esta ventaja debe ser proporcionada al objetivo de volver a la viabilidad y no servir para ofrecer créditos para la compra de coches.

Las autoridades francesas han decidido por ello aumentar el precio que paga PSA por la garantía, actualmente 260 puntos básicos al año sobre los importes emitidos, en base a la tasa de penetración de Banque PSA Finance, es decir la proporción de vehículos Peugeot y Citröen vendidos con financiación de esta entidad.

Si esta tasa aumenta sustancialmente, el precio aumentará a 491 puntos básicos, correspondientes al precio de mercado calculado por la CE, indica el Ejecutivo comunitario.

Además, PSA ha prometido mantener el margen para préstamos garantizados por parte de su banco a vendedores y abstenerse de grandes adquisiciones durante el periodo de reestructuración.

Por último, los 24,5 millones de euros en subsidios inicialmente otorgados al proyecto "50CO2Cars" serán convertidos en anticipos recuperables, de forma que, si la tecnología prospera, los adelantos serán recuperados plenamente por el Estado galo.

Un experto independiente vigilará el cumplimiento de los compromisos asumidos por PSA Peugeot Citröen. Para Almunia, la solución encontrada es "equilibrada" y permite "a PSA la oportunidad de comenzar de cero, partiendo de una base sólida" tras su reestructuración. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba