Automoción

Los empleados de Suzuki de Gijón rechazan de nuevo las indemnizaciones por cierre

El comité de empresa reclama el pago de 45 días por año trabajado con un máximo de 42 mensualidades y 20.000 euros para cada trabajador despedido.

Los empleados de Suzuki de Gijón rechazan de nuevo las indemnizaciones por cierre
Los empleados de Suzuki de Gijón rechazan de nuevo las indemnizaciones por cierre

Los trabajadores de Suzuki Motor España han rechazado este jueves por amplia mayoría la propuesta de indemnizaciones de la dirección de la multinacional japonesa por el cierre de la fábrica de motocicletas de Gijón, previsto para el próximo 31 de marzo el próximo 31 de marzo (trasladar la producción a su factoría de Tailandia). La asamblea, reunida este mediodía en un restaurante de las afueras de Gijón, ha decidido apoyar la proposición del comité de empresa para rechazar la oferta y seguir negociando por 113 votos a favor y 43 en contra.

La última propuesta de la dirección pasaba por pagar indemnizaciones de 40 días por año trabajado hasta un máximo de 37 mensualidades y 7.000 euros, que serían 10.000 para los empleados que se incorporaron por contratas entre los años 2005 y 2007. Los trabajadores reclaman 45 días por año hasta 42 mensualidades y una cantidad fija de 20.000 euros para cada despedido.

El secretario general de Comisiones Obreras (CCOO) de Asturias, Antonio Pino, ha exigido este jueves a la dirección de Suzuki Motor España que mejore su oferta de indemnizaciones a los trabajadores por el cierre de la fabrica de motos de Gijón, la única de la multinacional en Europa.

El expediente de regulación de empleo de extinción por cierre propuesto afecta a 170 de los 200 empleados de la planta, puesto que los 30 restantes se ocuparán de la distribución de motos de gran cilindrada que se producirán en el sudeste asiático.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba