SALÓN INTERNACIONAL DE BARCELONA

El motor reprocha a Rajoy que invierta y dé empleo pero no venda coches

La mayor parte de los ejecutivos mundiales ha declinado la invitación de Moncloa al macroalmuerzo de este viernes en Barcelona, pero los ejecutivos españoles transmitirán a Rajoy su preocupación: pese a que invierten y generan empleo, y que reciben ayudas públicas, las ventas de coches están en mínimos históricos con la crisis económica. 

Mariano Rajoy y Artur Más se verán las caras en un acto con motivo del Salón Internacional del Automóvil.
Mariano Rajoy y Artur Más se verán las caras en un acto con motivo del Salón Internacional del Automóvil.

Moncloa organizó en tiempo récord un macroalmuerzo con los ejecutivos de alto nivel de las grandes multinacionales del sector, con el fin de dar un empujón y golpe de efecto al Salón Internacional de Barcelona, que en esta edición sufre más que nunca la crisis económica, caracterizado por su baja participación. 

En el almuerzo, que se celebra este viernes, horas antes de que el propio Mariano Rajoy (y no la Casa Real como tradicionalmente venía haciendo) inaugure oficialmente el Salón, el presidente del Gobierno tiene previsto destacar la fuerza dinamizadora de esta industria: que si supone el 10% del PIB nacional, que situa a España como el segundo país productor de automóviles de Europa; que la industria ha confirmado 3.000 millones de inversión; que crearán empleo; el aumento de las exportaciones...

Pero estos buenos mensajes y apoyos vendrán seguidos de réplicas por parte del sector. Pese a que los primeros espadas han declinado la invitación  (argumentando, la mayoría, problemas de agenda), los cincuenta ejecutivos allí convocados (entre representantes de las asociaciones de fabricantes, importadores, concesionarios y vendedores, y altos directivos de las compañías) no se quedarán de brazos cruzados y aprovecharán este encuentro para transmitir un mensaje claro a Rajoy.

"Es una buena oportunidad para decirle al presidente del Gobierno que estamos invirtiendo y apoyando el empleo, pero en España no se venden coches y que se venderán menos que el año anterior con la crisis galopante que vive el país", dicen fuentes próximas que asistirán al almuerzo de este viernes. 

Nissan: "Que no crean que está todo hecho porque hayamos anunciado inversiones"

Los ejecutivos lo tienen claro: seguir pidiendo ayudas económicas para estimular la demanda (por ejemplo los 75 millones del PIVE y los 150 millones del PIVE2). Pero estas no son suficientes, porque pese a estas ayudas,las ventas siguen cayendo al mismo ritmo. "Con el anuncio de algunas inversiones en España por parte de algunas marcas, entre ellas Nissan, no todo está hecho. Que no crean que está todo hecho porque hayamos anunciado inversiones", dice Frank Torres, director general de Nissan Motor Ibérica.

Por ello, insistirán en que es necesario un mayor apoyo y esfuerzo del Gobierno. Junto a la necesidad de aumentar las ayudas económicas, volverán a la carga con la vieja petición de la desaparición delImpuesto de Matriculación, porque no tiene sentido en un país que necesita de incentivos para el consumo interno.

"El mantenimiento de una alta fiscalidad en la adquisición de los vehículos nos aleja de la fiscalidad de los principales mercados europeos, que carecen de impuestos en la adquisición", insisten desde las patronales del motor. No osbtante, el Gobierno está estudiando la modificación del impuesto de circulación, cuya fórmula pretende impulsar indirectamente la venta de coches, porque penaliza los coches viejos (el que contamina paga más).

Otra de las medidas, que subraya el lobby que representa a las marcas importadoras (Aniacam), son las relacionadas con  la implantación del renting o alquiler a largo plazo para los compradores particulares, la bonificación del salario en especie o la financiación del capital circulantes de las pymes del canal de distribución.

El Salón se salva con un puñado de marcas

Después de todos los esfuerzos de los organizadores, la Fira de Barcelona, y de la patronal de los fabricantes Anfac, un puñado de marcas han conseguido salvar el Salón Internacional de Barcelona, que este viernes abre sus puertas. La crisis económica y de consumo (las ventas de coches siguen cayendo en nuestro país) y el recorte de presupuesto por parte de las multinacionales han dejado huella en este certamen. BMW, Fiat, Opel, Toyota, Ford, Suzuki... se han borrado del Salón. 

En total, son 22 firmas las que acuden al Salón, es decir, justo la mitad que antes de la crisis. En 2007, año en el que aún se vendían más de 1,6 millones de coches (frente a los 700.000c de 2012) acudieron 44 marcas. No obstante, en 2009 se celebró el Salón con mayro número de marcas, pero fue gracias a las ayudas económicas que inyectó la Fira para animar la participación (54 marcas).

Este año son Aston Martin, Audi, Bentley, Dacia, Ferrari, Honda, Hyundai, Jaguar, Jeep, Kia, Lancia, Land Rover, Peugeot, Maserati, Mazda, Mercedes Benz, Nissan, Renault, Seat, Smart, Volkswagen y Volvo las que han salvado este año el Salón. 

Rajoy-Mas, debate soberanista en el Salón

En el contexto del Salón del Automóvil de Barcelona, sobrevuela el debate soberanista de nuevo. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el de la Generalitat, Artur Mas, se verán en Barcelona casi dos meses después de su reunión secreta en Madrid y en medio de un reavivado debate sobre las aspiraciones soberanistas de Cataluña.

El Tribunal Constitucional ha decidido admitir a trámite el recurso del Gobierno central contra el acuerdo del Parlamento catalán en el que defendía que Cataluña es "sujeto jurídico y político soberano" y, en consecuencia, suspenderlo provisionalmente. No se descarta un encuetro privado entre ambos. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba