A PARTIR DE 2014

Renault contratará 1.300 operarios por 850 euros al mes

Se llamarán 'Especialistas de base' y cobrarán dos terceras partes (72,50%) de lo que gana un oficial de tercera del nivel más bajo (nivel 6) durante el primer año y medio. Renault presionó a los sindicatos para pagar un 65%. 

Fábrica de Renault en Palencia.
Fábrica de Renault en Palencia.

Los 1.300 empleados nuevos que entrarán en Renault a partir de 2014, a raíz del nuevo Plan Industrial que acaba de adjudicar a España (este miércoles se anunciará oficialmente, en presencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y del ministro de Industria, José Manuel Soria) cobrarán como tope unos 850 euros netos al mes, según explican fuentes sindicales a este periódico. 

Estos nuevos empleados entrarán en la compañía como "Especialistas de base", una nueva categoría que ha creado la empresa para contratar mano de obra más barata que la actual. En concreto, cobrarán dos tercios (72,5%) de lo que gana ahora un oficial de tercera del nivel más bajo (nivel 6), durante un año y medio. Así, el salario bruto quedaría en 16.675 euros frente a los 23.000 euros que gana un oficial de tercera, según añaden otras fuentes sindicales.

Esto es fruto de las negociaciones entre la compañía y los sindicatos mantenidas el pasado mes de octubre con el fin de abaratar los costes de fabricación de los nuevos productos. La compañía pedía que los nuevos operarios cobraran durante dos años el 65% de lo que gana un oficial de tercera. Tras las negociaciones con los sindicatos, este porcentaje subió al 72,50%. 

Este salario se reparte en doce pagas ordinarias, dos extraordinarias (junio y diciembre), otra paga extra -que se ercibe en marzo y septiembre- y una adicional vinculada a los objetivos. "En la práctica, entre unas y otras, los empleados reciben unas 15 pagas y media de las ordinarias", dicen fuentes próximas. 

Garantías de trabajo a futuro

Este esfuerzo, entre otros, ha permitido que las fabricas españolas sean lo suficientemente competitivas frente a sus rivales (Turquía, Rumanía y Francia), y al final España ha conseguido que París adjudique a las fábricas de Palencia, Valladolid y Sevilla nuevos productos. Esto significa que la compañía tiene una visibilidad de futuro (cuenta con trabajo a diez años), garantiza el empleo a sus 8.000 trabajadores actuales y genera otros 1.300. 

Estos objetivos cobran importancia en la actual situación de crisis del sector y del país, de recortes de producción, etc. En este sentido, esta nueva adjudicación llega como un balón de oxígeno en un momento laboral crítico en la compañía, en la que sigue en vigor un Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE) suspensivo de 20 días para adecuar la producción a la caída de la demanda en la factoría de Carrocería Montaje de Valladolid. Este ERE se aplicará a un máximo de 2.088 trabajadores de la fábrica y por ahora se ha ejecutado en un 50% aproximado, según fuentes sindicales. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba