DOCUMENTO INTERNO

Más presión de Renault Francia: "Sin pacto sindical, el cierre de las fábricas es ineluctable"

La calma en las fábricas de Francia a raíz del desmentido de este martes por la empresa sobre el posible cierre de plantas ha durado poco. Un comunicado interno ha vuelto a avivar la tensión de los sindicatos, que lo consideran un chantaje y una desautorización al Gobierno (principal accionista), que es partidario de mantener las factorías. 

Carlos Ghosn, presidente de Renault y de Nissan.
Carlos Ghosn, presidente de Renault y de Nissan.

El mensaje público de calma de Renault Francia de aumentar un 15% la producción y de mantener las fábricas a cambio de un pacto con los sindicatos (congelación salarial este año, el incremento de horas y la no sustitución de los trabajadores que se jubilen -supresión de casi un 17% de factorías en Francia-) ha durado poco. La empresa ha enviado a su plantilla un comunicado interno advirtiendo de que si no hay acuerdo para mejorar la competitividad del grupo, el cierre de las plantas será inevitable. 

"Si no hay un acuerdo (con las centrales), el compromiso de no cerrar plantas no podrá ser mantenido y el cierre de factorías será ineluctable", señala la dirección de Renault en un texto distribuido a los representantes de los trabajadores, según señala EFE

La dirección de Renault, que ayer desmintió que hubiera amenazado con clausurar dos fábricas si no se aceptan sus condiciones para mejorar la competitividad, no quiso hoy hablar sobre la veracidad del documento filtrado.

Una portavoz de la marca del rombo indicó a Efe que, en el transcurso de las negociaciones, "Renault se ha comprometido a no cerrar ninguna planta si hay acuerdo para mejorar la competitividad de la empresa". En caso contrario "nada es ineluctable", precisó la portavoz, quien señaló que "por el momento la dirección está centrada en las negociaciones con los sindicatos y no se plantea ningún plan B". "Nuestro planteamiento es que hay que buscar medidas para mejorar la competitividad en la actual coyuntura", agregó.

Chantaje, desautorización al Gobierno...

Pero los sindicatos lo consideran "un chantaje" para obligarles a aceptar la propuesta de la empresa. Además, creen que esta posición supone una desautorización al Gobierno, principal accionista del grupo y partidario de mantener todas las factorías.

El ministro francés de Economía, Pierre Moscovici, reiteró este miércoles que "las dos líneas rojas" que fija el Ejecutivo en la negociación con Renault son "que no haya despidos y que no se cierren factorías".

Los sindicatos sospechan que Renault baraja el cierre de dos plantas de carrocerías de las cinco que tiene en Francia. Para que haya acuerdo, es preciso que al menos tres de los principales sindicatos rubriquen el documento propuesto por la empresa.

La próxima reunión de negociación está prevista para el martes, cuando se espera que la dirección presente un documento para su firma.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba