Automoción

Armero pide un extra de 500M a Rajoy para que las marcas pongan sus plantas a todo gas

Los fabricantes de automóviles, en plena reordenación de su negocio en Europa ante la caída de la demanda, exigen al Gobierno una serie de medidas fiscales y de inversión para que sus plantas españolas sean más competitivas.

Mario Armero, vicepresidente de Anfac, el principal lobby de los fabricantes de automóviles, presentando el 'Plan Tres Millones'.
Mario Armero, vicepresidente de Anfac, el principal lobby de los fabricantes de automóviles, presentando el 'Plan Tres Millones'.

Además de las ayudas a la competitividad (220 millones), venta del vehículo eléctrico (10 millones), venta de coches eficientes (75 millones del PIVE)... ahora el sector del automóvil, a través del principal lobby Anfac, está pidiendo al Gobierno un esfuerzo extra de 500 millones de euros para poder impulsar un plan de choque contra la crisis que arrasta esta poderosa industria del automovil, el principal sector de la economía española con un PIB del 8%.

Este plan, llamado Plan Tres Millones, pretende acabar con el origen del problema: la caída de la producción (arrastrada por la caída de las ventas en España y fuera de España), con el fin de que los grandes fabricantes de automóviles que operan en nuestro país (Renault, PSA, GM, Volkswagen, Ford, Iveco, Nissan y Mercedes) pongan de nuevo sus plantas a pleno rendimiento y vuelvan a producir los tres millones de vehículos anuales posibles (este año cerrará por debajo de 2 millones). La industria también persigue ahorros de 10.000 millones en costes logísiticos.

La fórmula que maneja Anfac es sencilla: el Gobierno hace un esfuerzo de 500 millones y pone en marcha una batería de 100 medidas, en su mayoría de impulso a la inversión y de ahorro fiscal. Con ello, se consigue reactivar el mercado interno (se venden más coches y se genera empleo) y consigue atraer más inversión extranjera al ser un país más competitivo (fábricas a pleno rendimiento y aumento de las exportaciones). Resultado: la industria gana produciendo en un país menos costoso y el Gobierno también, al conseguir crear empleo y crecer. 

Las cifras que maneja el plan pasan por crear 73.000 puestos de trabajo, vender en España dos millones de vehículos (1,3 millones de turismos), exportar 2,5 millones de unidades al año, un 4% más, aportar al PIB un 1% adicional...Además, el aumento de las ventas permitirá llegar a 30 matriculaciones por cada mil habitantes (ahora 17 turismos por cada mil habitantes) y reducir la edad media del parque español de los más de diez años actuales a 8,5 años.

Para algunas fuentes consultadas se trata de un plan muy ambicioso y complejo, aunque "posible de alcanzar" porque se trata de un plan diseñado para el momento de la salida de la crisis, "en torno a 2015 o 2016", años en los que se entiende que el mercado empezará a digerir toda esa producción. Armero cree que "se puede hacer" y para ello, se encuentra en estos momentos de roadshow ministerial, que ampliará a las administraciones autonómicas, sindicatos, empresas del sector, concesionarios y fabricantes de componentes. El plan ya está sobre la mesa de varios ministros, José Manuel Soria (Industria), Luis de Guindos (Economía), Cristóbal Montoro (Hacienda); en la oficina económica del Gobierno (Álvaro Nadal); está pendiente de cuadrar agenda con Fátima Bañez (Empleo)... "Por ahora todos ellos han mostrado su apoyo", dice Armero.

Momento complicado para la industria... Y para España

El mercado español de turismos se encuentra en mínimos históricos. Con apenas 17 turismos matriculados por 1000 habitantes, el año 2011 situó a España en cifras de 1986, muy cerca ya del grupo de países de menor desarrollo de su entorno. Las previsiones para 2012 y 2013 apuntan a volúmenes de mercado de hace más de 25 años. "No nos podíamos quedar parados. Algo tenemos que hacer", dice Armero.

Además, este plan llega en un momento muy complicado para la industria, donde los grandes grupos -muchos en números rojos- se encuentran en plena reordenación de sus negocios ante la caída tan fuerte de la demanda del mercado europeo. Para algunos fabricantes, sus plantas de España son curiosamente los centros de trabajo más atractivos para seguir fabricando, como Ford, que acaba de anunciar que desviará producción a Valencia tras el cierre de un par de plantas en Europa (Bélgica y Reino Unido).

Pero para otros grupos, como Renault, sus plantas españolas ya han recibido la amanenaza de despidos masivos si no firman unos compromisos de trabajar más y cobrar menos (ya firmandos y pendientes de que le adjudiquen un nuevo producto, el nuevo Megane). Volkswagen también ha pedido a su plantilla trabajar más y cobrar menos...

La industria está haciendo sus deberes y España, "además de las reformas, necesita atraer inversión extranjera para crecer", dice Armero. Para la patronal es decisivo que el Gobierno apoye a la industria. Un dato: el total de subvenciones y, fundamentalmente, préstamos concedidos entre 2009-2011 bajo estos planes han ascendido a 754 millones de euros, esto ha permitido -dice Anfac- que los fabricantes invirtieran en España 4.590 millones de euros y que se asignaran 12 nuevos modelos en las plantas españolas.

Medidas para ganar competitividad

Para reactivar el mercado interno, la patronal de fabricantes pide planes recurrentes de renovación del parque, como el PIVE, el vicepresidente de Anfac abogó por liberalizar las ITV y por establecer un marco fiscal adecuado, que pasad por la eliminación o reducción gradual del Impuesto de Matriculación (los principales mercados europeos carecen de impuestos en la adquisición), desgravación en el IRPF de las cuotas de renting de vehículos a particulares (viable en países como Reino Unido y Holanda), adecuación del Impuesto de Circulación según criterios medioambientales, recuperar las deducciones por inversiones medioambientales en el Impuesto de Sociedades por la compra de vehículos industriales, supresión o reducción del Impuesto sobre Transmisiones patrimoniales aplicable a determinadas transacciones de vehículos y revisión de la fiscalidad relacionada con la retribución en especie del vehículo en el IRPF

Mejorar la financiación: líneas ICO...

El plan apunta también a facilitar la financiación a través de línea ICO a toda la cadena de distribución, para adquisición de vehículos industriales, Autobuses y Autocares; para garantizar la liquidez de las PYME; mediades que faciliten a las entidades financieras la recuperación de los vehículos cuya financiación resulte impagada (a veces los procesos judiciales para recuperar la posesión de los vehículos se dilatan hasta una media de 18 meses y los coches se depreciancada mes que pasa, lo que incrementa el perjuicio económico de estas entidades). Otras medidas: recorte de los costes energéticos, mejora de los obstáculos arancelarios, ahorro de costes logísiticos...


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba