Hasta ahora, Volkswagen nunca había ofrecido una versión cabrio de su Golf GTi, pero el mercado sin duda lo pedía y, a punto de llegar la séptima generación del Golf, la marca ha decidido aprovechar para dar un pequeño impulso a la actual generación, convirtiendo al Golf GTi en un cabrio de lo más seductor. Y lo hace ahora con un modelo cuyo diseño exterior es muy próximo en su frontal al de la versión cerrada, pero con un techo de lona de accionamiento completamente automático. Pulsamos el botón y en menos de diez segundos la capota se repliega, pero dado que el día no acompaña por la intensa lluvia, lo cerramos de nuevo en pocos segundos. Una maniobra que podemos realizar sin necesidad de detenernos por completo, pues el sistema permite accionar el mecanismo hasta los 30 km/h.

Como en otras versiones del Golf Cabrio, el GTi cuenta con barras de seguridad tras los reposacabezas traseros que salen en caso de posible vuelco. Cuenta también con un marco del parabrisas reforzado, mejoras en la resistencia al impacto de ciertas zonas del chasis y refuerzos en la estructura interna de las puertas. Pierde lógicamente capacidad del maletero, que se queda en 250 litros, tanto con el techo plegado como desplegado. Si hace falta más espacio, se puede ampliar la capacidad de carga reclinando los respaldos de los dos asientos posteriores en una proporción 50/50.

En apenas 9 segundos, el Golf GTi Cabrio puede pasar de un feroz deportivo a un tranquilo descapotable

Todo ello conlleva un aumento del peso en relación al Golf GTi de carrocería cerrada superior a los 100 kilos, llegando a algo más de 1.500 kilos que, en marcha, apenas se dejan sentir. Con 210 CV de potencia bajo el capo, el GTi Cabriolet mantiene la brillante respuesta que caracteriza a esta mecánica TSi de dos litros, cuyo sonido en esta versión adquiere mayor protagonismo aun, sobre todo circulando a cielo abierto. Las reforzadas suspensiones incluyen el sistema DCC de amortiguación adaptativa –una opción muy recomendable-, permitiendo graduar la dureza de suspensión para disfrutar de un gran confort a velocidad de paseo o de altísima eficacia en curva. En estas condiciones, no se aprecia en fuertes apoyos falta de rigidez alguna, aguantando sin problemas las exigencias que supone sacar todo el partido a los 210 CV. Cumple, por tanto, como deportivo que es, pero añade la posibilidad de disfrutar de la conducción a baja velocidad mucho más que en el Golf GTi de tres puertas.

Nos movemos bajo la lluvia a velocidades elevadas con el techo cerrado, y la rumorosidad que llega al interior queda mitigada de forma más que correcta fruto de un buen trabajo en el diseño de la capota de lona, disfrutando con elevado confort durante largos desplazamientos. Más de 200 kilómetros a sus mandos y llegamos a casa completamente relajados. Sólo a muy altos ritmos se llega a notar un ligero silbido aerodinámico en la zaga o moviéndonos en trazados con asfalto en malas condiciones se resiente algo el confort de rodadura en relación al GTi cerrado. Pero en condiciones habituales, por nuestras carreteras preferidas, el Golf GTi Cabrio asegura la máxima diversión a sus mandos.

DATOS COMERCIALES:

Versión: Volkswagen Golf GTI CabrioPrecio: 36.100 eurosGarantía: 2 años sin límite de kilómetrosRevisiones: cada 20.000 kilómetros

DATOS TÉCNICOS

Motor: 4 cilindros en líneaCilindrada: 1.984 cm3Potencia máx.: 210 CV a 5.300 rpmPar máximo: 280 Nm a 1.700 rpmTracción: DelanteraCaja de cambios: manual de 6 velocidadesVel. máxima: 237 km/hAcel. 0 a 100 km/h.: 7,3 segDimensiones: 4,26 / 1,78 / 1,41 mCapacidad de maletero: 250 litrosDepósito de combustible: 55 litrosConsumo medio en recorrido de pruebas: 7,3l/100 kmAutonomía máxima: 753 km


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba