A FONDO | BMW C600 SPORT

El primer scooter de BMW

BMW abarca poco a poco todos los segmentos tanto del automóvil como de la motocicleta. En este último, se lanza ahora a conquistar el mercado de los scooters de gama alta, con un producto que cumple con todo lo necesario para ello. Incluido el precio.

No hace mucho tiempo, el catálogo de BMW en lo que a motos se refiere apenas contemplaba un par de modelos conformados en torno sus dos tipos de motores, el clásico bóxer de cilindros opuestos de la familia R o los 3 y 4 cilindros en línea de la familia K. Pero cuando la marca decidió replantearse su política en el segmento de la motocicleta, puso todos sus recursos para revolucionar su oferta y tratar de llegar a una clientela mucho más ampliada y variada.

Tras prácticamente copar todos los segmentos posibles en el mercado de las dos ruedas, se propuso conquistar el único en el que aun no había puesto sus miras: el scooter. Y para iniciarse -el fracaso del C1 escondía en realidad un concepto muy particular-, nada mejor que hacerlo directamente por arriba, desarrollando con el C600 un modelo de gama alta –solamente su precio ya deja constancia de ello–, desdoblado en dos versiones, Sport y GT, el primero de personalidad más dinámica y deportiva y, el segundo, orientado más al confort y las largas distancias.

Al ponernos a sus mandos, enseguida aprecias un diseño claramente BMW, con la información muy bien recogida en un amplio display digital y un gran velocímetro central tarado hasta 180 km/h. Calidad y diseño en un cuadro de mandos muy vistoso que contrasta con algunos plásticos, como el de las dos pequeñas guanteras, que da la sensación de ser algo frágil.

No así los muchos y diferentes botones que encontramos en el manillar, para manejar fácilmente el ordenador de a bordo, la calefacción de los puños y del asiento o los intermitentes. Buen tacto en todos ellos nos confirma que estamos a los mandos de una auténtica BMW. La cúpula, se puede regular manualmente en tres alturas diferentes, pero en la estándar, la más baja de ellas, cubre suficientemente bien como para desviarnos el aire a velocidades por encima de los 110-120 km/h. Bajo el asiento, un amplio hueco permite guardar hasta dos cascos integrales.

A pesar de su peso y dimensiones, se mueve en ciudad con facilidad, pero brilla sobre todo fuera de ella

Se agradece también prácticos detalles como la pata lateral que, al desplegarla, activa automáticamente el freno de estacionamiento, evitando así posibles caídas en parado. Una vez ponemos en marcha el motor, mover los más de 250 kilos de peso del C600 Sport no es tarea sencilla, aunque la baja altura del asiento permite maniobrar con más soltura de la esperada. Eso sí, basta iniciar la marcha y, ya a muy baja velocidad, los kilos desaparecen como por arte de magia, maniobrando con mucha facilidad entre el tráfico. Aunque no es la mejor opción para moverse a diario entre el congestionado tráfico de las grandes ciudades, lo cierto es que tras varios días conviviendo con el nuevo scooter de BMW, el resultado en este sentido nos parece mucho más positivo de lo esperado.

Pero lo mejor del C600 Sport lo encontramos en los alrededores de la ciudad. Una sólida horquilla con gruesas barras de 40 milímetros, un sólido basculante monobrazo trasero y las grandes llantas de 15 pulgadas conforman, junto a un generoso equipo de frenos con dos discos delanteros y uno trasero, un conjunto muy equilibrado para disfrutar en carretera de un comportamiento muy agradable. Lógicamente, no es comparable a lo que ofrece una moto convencional, pero a su gran estabilidad se une una agilidad entre curvas que permite disfrutar entre curvas más de lo que imaginábamos.

Los 60 CV que desarrolla el motor bicilíndrico se traducen en unas prestaciones que permiten desplazarse en carretera al ritmo de muchas otras motos. Si estás acostumbrada a moverte en ellas, te costará algo hacerte a las reacciones del C600 Sport, pero si eres de los que te animas ahora a pasarte a las dos ruedas, encontrarás en esta nueva BMW un modelo que te abre todo un mundo de posibilidades. Podrás ir de excursión o plantearte un largo viaje sin problema alguno, siempre con un altísimo grado de confort… y de eficacia. 

DATOS COMERCIALES:

Versión: BMW C600 Sport ABSPrecio: 11.150 eurosGarantía: 2 años Revisiones: cada 10.000 kilómetros

DATOS TÉCNICOS

Motor: 2 cilindros en líneaCilindrada: 647 cm3Potencia máx.: 60 CV a 7.500 rpmPar máximo: 66 Nm a 6.000 rpmTransmisión: Por cadenaCaja de cambios: Automática de variador continuoVel. máxima: 175 km/hAcel. 0 a 100 km/h.: 8,5 segDimensiones: 2,15 / 0,88 / 1,38 m.Peso en seco: 237 kg.Depósito de combustible: 16 litrosConsumo medio en recorrido de pruebas: 5,8 l/100 kmAutonomía máxima: 275 km


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba