Pseudociencias Cómo identificar a magufos y charlatanes

Cómo identificar a magufos y charlatanes en tus redes sociales
Cómo identificar a magufos y charlatanes en tus redes sociales Jack Lawrence / Mémesis

La charlatanería está de moda. Las redes sociales están fomentando el espíritu acrítico debido al sesgo de confirmación. Nos creemos todas las noticias que circulan en nuestra burbuja endogámica y cada vez salimos menos de allí para cuestionarlas. 

“Magufo [mago+ufólogo] es un término utilizado por personas escépticas para referirse informalmente a los promotores de las pseudociencias"

Pero no solo eso, los bulos y las Fakes news que cada vez circulan más en nuestras redes son capaces no solo de cambiar líneas de opinión en nuestro entorno sino hasta de influir en unos resultados electorales. Otro ejemplo, una pseudociencia sin desmontar es capaz llevar a un paciente a la tumba por abandonar tratamientos convencionales. Una foto falsa de una manifestación puede encender la mecha de un odio inmerecido.

-------------

La equidistancia con los bulos o pseudociencias nos convierte en responsables. Nuestro compromiso va más allá de ignorar los bulos del WhatsApp o de permanecer neutral ante las mentiras del superchero de turno. Es fundamental aportar nuestro granito de arena para detener y romper la cadena informativa.

La equidistancia con los bulos o pseudociencias nos convierte en responsables de sus consecuencias

Afortunadamente para estallar esa burbuja del engaño y cultivar el escepticismo crítico las mismas redes nos ofrecen cada vez más herramientas y trucos para facilitar el filtro informativo. Estos son unos cuantos.    

-------------

La fe es mi doctrina, la conspiración mi bandera

Convencer a un charlatán es muy complicado porque combatir una creencia desde la razón es prácticamente imposible. El creyente toma por acto de fe lo que puede ser solo un cuento o simple charlatanería. Si tu interlocutor no atiende a razones, no modula sus argumentos con certezas empíricas y abusa de su sesgo de confirmación... no lo dudes, estás ante un magufo de pedigrí.

El conspiranoico suele ser monotema. Tener webs y libros exclusivos dedicados a la difamación. Cuentas en redes sociales que persiguen o monopolizan su discurso siempre con las mismas falacias y documentación. Da igual que se crean o no su papel porque muchos comercian con la idea. Para identificarles basta acudir a su perfil.

El rey de los conspiranoicos españoles
El rey de los conspiranoicos españoles Twitter

Tu actitud ante el superchero o conspiranoico debe ser pedagógica si solo es creyente o más beligerante si se gana la vida con ello y supone algún peligro para la salud pública.

Haz tu diagnóstico, informa y educa antes que ridiculizar, si no, se revolverá contra ti y lo convertirá en argumento para justificarse.

Conspiración homófoba
Conspiración homófoba borregosilluminati

El conspiranoico suele dibujar también un plan perfecto y sin fisuras. Una fábula imposible de refutar porque está basado, casi siempre, en conjeturas y cuyos responsables son fuerzas internacionales de poder político o económico que trabajan para ocultar la verdad, su verdad.

Los juegos abducen a tus hijos
Los juegos abducen a tus hijos borregosilluminati

-------------

Rectificar es de cobardes

El charlatán político más peligroso es aquel que antepone su ideología o creencias a las evidencias. Jamás rectificará porque compensará su error con los crédulos engañados. Políticos, licenciados, eruditos, ignorantes, periodistas, ricos, pobres,... nadie se libra de la tentación de sembrar la duda con las 'Fake News' o para captar nuevos incautos que no conocen la verdad.

Todos nos podemos equivocar pero nunca olvidarnos de la rectificación. Las redes son el caldo perfecto para los cobardes que prefieren dejar las huellas de sus errores llenas de likes y Rts. Cuando dudes de una noticia compartida en tus redes utiliza, ante todo, el sentido común para verificarla antes de compartirla.

Ejemplo de periodista con 45 años de experiencia con miedo a la rectificación:

-------------

La medicina tradicional es el Ojo de Sauron

Usar el miedo para hacer tambalear los pilares que sujetan siglos de investigación y ciencia. Los charlatanes más peligrosos disparan siempre contra el objetivo más gordo para atajar lo antes posible en su difícil empresa. Si lo destruyen, acaban con todo el sistema de un solo estacazo.

Pero afirmaciones extraordinarias requieren siempre pruebas extraordinarias, no solo fotos o un enlace a un vídeo de Youtube.

En caso de duda contra una de estas afirmaciones utiliza siempre la estadística o la Ley de Ockham y si el ejemplo es tan grave como el que se ilustra, denuncia a las autoridades.

Pamies, el rey de los charlatanes
Pamies, el rey de los charlatanes @mjdelrio

-------------

Fuentes secas, venenosas u oxidadas

El análisis de la fuente es el primer paso para aprender a identificar al charlatán. Un pantallazo de WhatsApp, un link a una web desconocida a un tweet o a un medio con una portada llena de noticias sospechosas. Aprender a filtrar las fuentes es laborioso pero imprescindible para bloquear al charlatán, que suele ser muy vago para hacerlo o demasiado listo para llegar a confundirte.

-------------

Propagar bulos, fakes o alarmas sociales puede ser un juego divertido para el WhatsApp o también constitutivos de delito, en base al artículo 561 del Código Penal. Ya ha habido detenidos. Compartir el bulo de tu primo sin espíritu crítico "por si acaso" te convierte automáticamente en responsable si se llegan a activar los servicios de Policía o salvamento. Acude siempre a un canal oficial para refutarlo.

Duda de mensajes anónimos y atemporales. Sigue también a webs especializadas como Snopes.com, Fact Checker o cuentas en redes sociales como @Malditobulo para estar al día en Fake news. En general:

  1. Identifica la fecha y fuente de la noticia, del tweet o del rumor
  2. Comprueba si es la única fuente que habla sobre ello
  3. Examina el resto de la página de la fuente y haz un diagnóstico objetivo del medio.
  4. Busca otros medios que hablen de la noticia y vuelve al punto 1
  5. Ejecuta un diagnóstico rápido con los datos recopilados

-------------

A mí me funciona

Tengo un hijo, un amigo o un ex que lo ha probado y está de maravilla. La experiencia personal, la afectividad o la irrefutabilidad de una opinión subjetiva para explicar un todo.

-------------

"Lo vi con mis propios ojos" no es un argumento científico que sirva para justificar una afirmación universal porque atribuye un efecto a una causa sin que se justifique con ello la relación. Huye de amigos y familiares que ponen por delante su experiencia a la estadística para poner a prueba tu amistad. Que valoran más su comprobación personal que la de la agencia estatal del medicamento o la FDA americana. Es solo un argumento basado en la percepción que obvia cualquier método científico.

-------------

Los chinos no se equivocan

Son 1.300 millones de personas, milenios de experiencia con sus tradiciones, ritos y terapias. No se pueden equivocar todos a la vez. La falacia tradicionalista o argumento ad antiquitatemha llevado a la tumba a más crédulos que chinos. Una tradición no justifica explícitamente una afirmación o creencia. Millones de esclavos podrían explicártelo con ejemplos y sin grilletes.

Pero basta con analizar los datos para tumbar esta idea y aquellas que se justifiquen con la tradición. La esperanza de vida en China estaba en 40 años hasta que se empezó a la introducir la medicina moderna.

Esperanza de vida en China
Esperanza de vida en China Naukas.com

Tampoco funciona el "Ad Populum" o la apelación a la multitud. Desconfía de aquellos que en tus redes recurran a las masas como argumento para dar credibilidad a cualquier idea. Correlación no implica nunca causalidad.

-------------

-------------

Sin conservantes ni colorantes ni sensatez

La quimiofobia les delata. Los charlatanes pseudocientíficos odian todo lo químico desde el maniqueísmo y la emoción antes que desde la sensatez y la información. Ni todo lo natural es bueno ni todo lo químico es malo. Volvemos a la estrategia del miedo iniciada por aquella campaña contra el DDT de los 60. La química nos rodea. Todo es química. Al veneno no le hace la sustancia sino la dosis.

-------------

Es fácil identificar al quimiófobo. Siempre habla de sustancias, de ecología, de naturaleza,... nunca de cantidades, de medicina o de investigación farmacéutica. Si trata de venderte las bondades de un mejunje isotónico de hierbas dile que tú solo te hidratas con monóxido de dihidrógeno.

Ingredientes de un plátano
Ingredientes de un plátano James Kennedy

-------------

No puedes criticar lo que no puedes entender

El magufo no suele tener muchas luces y huye del diálogo para no desenmascarar sus argumentos. Si se siente acorralado por los datos y las certezas abusará de la farfullería pseudocientífica para disfrazar de creíble un argumento hueco.

Lo 'cuántico' es el recurso del pedante que busca enmarañar con lo que ni entiende, ni sabe. Tejer una falsa red para confundir a su interlocutor. Vigila su vocabulario, aporta definiciones a sus palabras para acorralar su discurso y señalar su ignorancia siempre con datos y enlaces. Caerá solo.

-------------

Placebo es solo un grupo musical

La gran coartada de los illuminati es camuflar con la eficacia ajena la inoperancia propia. El tiempo y el placebo son las mejores medicinas de la historia y el charlatán las obviará siempre que pueda atribuir sus maravillas a su pseudociencia. Barrer para casa.

-------------

Más allá del olvido o la ingenuidad de esta mezcla existe una perversidad deliberada. Multinacionales que utilizan principios activos fitoterapéuticos de eficacia científica demostrada para mezclarlos con sus principios homeopáticos y así vender una eficiencia robada a otros. Un delito que sigue impune.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba