Enfermedades

Tu cerebro sabe cuál de estos dos rostros está enfermo

Un estudio apunta a que los humanos podríamos tener la capacidad de distinguir los síntomas de enfermedad por pequeñas pistas visuales. ¿Crees que la cara enferma es la A o la B? La solución, al final del artículo.

Tu cerebro sabe cuál de estos dos rostros está enfermo
Tu cerebro sabe cuál de estos dos rostros está enfermo Axelsson et al

Detectar que un individuo está enfermo y mantenerse alejado de él es una ventaja de cara a la supervivencia. Muchos animales son capaces de percibir la enfermedad de sus semejantes a través de olores y otras señales químicas que sirven para atenuar el impacto de las epidemias. En humanos se sospecha desde hace tiempo que quizá podamos percibir estos pequeños cambios que nos indiquen un problema de salud en otros - como cuando tu madre te dice que tienes mala cara y a las pocas horas caes enfermo - pero las pruebas no eran concluyentes.

“Probablemente juzgamos la salud de los demás todo el tiempo”, aseguran los autores

El equipo de John Axelsson, del Instituto Karolinska, acaba de publicar los resultados de un estudio que refuerzan la hipótesis de que podemos detectar la enfermedad en el rostro de los demás. El trabajo, publicado en la revista Proceedings of the Royal Society B, consistió en inyectar a un grupo de 16 adultos sanos con un placebo y con una solución de lipopolisacáridos, una endotoxina que se encuentra en algunas bacterias como E. coli y que desata una respuesta inflamatoria en el cuerpo similar a la que experimentamos al enfermar. Los voluntarios desconocían qué inyección habrían recibido y fueron fotografiados al principio y después de dos horas de ser inoculados.

Posteriormente, los investigadores reclutaron a otro grupo de voluntarios a los que mostraron las fotos del primer grupo y a los que pidieron que dijeran si las personas que aparecían en ellas les parecían enfermos. En una escala de 0 a 1, los participantes identificaron a los enfermos correctamente con una puntuación de 0,62, lo que está por encima del puro azar. En la segunda parte del experimento se pidió a los observadores que identificaran qué rasgos de los rostros les parecían remitir a enfermedad. En su mayoría identificaron los labios pálidos como la señal mas clara, aunque también indicaron la piel, los ojos rojos o los párpados ligeramente caídos como señales de que alguien no estaba sano.

Los sujetos a los que inyectaron endotoxinas fueron identificados como enfermos con más frecuencia

“Utilizamos una serie de pistas faciales de la cara de la gente y probablemente juzgamos la salud de los demás todo el tiempo”, asegura Axelsson, que investiga en la Universidad de Estocolmo. En general, los sujetos a los que inyectaron endotoxinas fueron identificados como enfermos con más frecuencia, lo que refuerza los resultados. Aún así, los autores consideran que se necesitan más pruebas para mejorar estos resultados y entender mejor este posible fenómeno y si se repite en distintas enfermedades y en diferentes grupos étnicos. Un asunto muy interesante es la identificación de los rasgos característicos que cambian la cara en cada enfermedad. Tal vez permita desarrollar en un futuro aplicaciones que reconozcan síntomas en el usuario por su aspecto, tal y como hace el familiar que te ve mala cara, aunque no sepa decirte exactamente por qué.

Referencia: Identification of acutely sick people and facial cues of sickness (Proceedings of the Royal Society B)

* SOLUCIÓN: La composición con las caras de los sujetos que recibieron endotoxinas es la A.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba