Microbios

Las bacterias de la Estación Espacial Internacional recuerdan a las de tu casa

Un equipo de científicos analiza por primera vez la composición de los microbios que pueblan la estación en la que viven los astronautas. Conocer la dinámica de estos ecosistemas bacterianos puede ser clave en la futura exploración espacial.

Las bacterias de la Estación Espacial Internacional recuerdan a las de tu casa
Las bacterias de la Estación Espacial Internacional recuerdan a las de tu casa NASA

Los primeros astronautas que viajen a otros planetas, como Marte, no lo harán solos. Junto a ellos viajarán varios millones de inseparables compañeras que viven dentro y alrededor de nosotros: las bacterias. Pero, ¿qué clase de microorganismos proliferarán en este ambiente espacial y qué consecuencias tendrá? El equipo de David Coil, de la Universidad de California Davis, ha analizado por primera vez la composición de la microbiota que habita en el interior de la Estación Espacial Internacional (ISS) y ha descubierto que se parece más a las de una casa terrestre que a la de un cuerpo humano.

En un trabajo publicado este martes en la revista PeerJ, los autores describen los resultados del análisis de las muestras recogidas por los astronautas en 15 localizaciones de la estación y han clasificado algunas de las miles de especies que se encuentran allí. Una vez caracterizadas las muestras, el equipo de Coil comparó la composición con los resultados de otros dos estudios, "Wildlife of Our Homes” (que estudia los organismos presentes en las casas) y “Human Microbiome Project” (que estudia los presentes en el cuerpo humano).

“No es ni más ni menos asqueroso que lo que encuentras en tu cuarto de estar”

“‘Las dos preguntas más frecuentes que nos hacen sobre este trabajo son si es asqueroso o si vemos microbios del espacio ”, explica Coil. “Sobre lo primero, estamos rodeados principalmente por los microbios inocuos de la Tierra, y vemos una comunidad microbiana muy similar en la ISS. Así que probablemente no es ni más ni menos asqueroso que lo que encuentras en tu cuarto de estar”. Por otro lado, añade, “dado que la ISS es un entorno completamente cerrado, los microbios del interior de la estación provienen de la gente que lo habita y de las provisiones que les envían”. “El microbio de las superficies de la ISS se parece mucho a las superficies de sus habitantes, lo cual no es sorprendente, dado que son la fuente primaria”, explica Jenna Lang, autora principal del estudio. “También nos complace ver que la diversidad era bastante alta, lo que indica que no aparecen como una comunidad microbiana enferma”

“Los microbios de la estación provienen de la gente que lo habita y de las provisiones que les envían”

Este análisis se enmarca dentro del proyecto científico MERCCURI, que con anterioridad ya había enviado 48 muestras bacterianas a la ISS recogidas en diferentes lugares de la Tierra para identificar aquellas que crecían mejor en condiciones de microgravedad. “Estudiar la diversidad microbiana de la ISS no es solo relevante para la exploración espacial”, incide Jonathan Eisen, coautor del estudio, “también sirve para hacer una comparación interesante con los edificios de la Tierra, dado que la ISS tienen algunas características novedosas como el flujo limitado de microbios”.

Referencia: A microbial survey of the International Space Station (ISS) ( PeerJ)


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba