BIOMECÁNICA

Cuando la prótesis te frena en las curvas

Un estudio biomecánico sugiere que los paralímpicos con una prótesis en la pierna izquierda tienen una ligera desventaja frente al resto, pues al tomar las curvas hacia el interior pierden tiempo.

El atleta Oscar Pistorius durante los juegos de Londres en 2012
El atleta Oscar Pistorius durante los juegos de Londres en 2012 Chris Eason (Flickr, CC)

El debate sobre si las prótesis cada vez más sofisticadas dan ventaja a los atletas paralímpicos se abrió en los juegos de Londres en 2012, cuando el sudafricano Oscar Pistorius se clasificó para las series finales. En medio esta polémica, el investigador Paolo Taboga, de la Universidad de Colorado, ha querido medir con precisión el rendimiento de estas prótesis en distintas condiciones y ha llegado a algunas conclusiones interesantes.

Reclutaron a atletas de los equipos paralímpicos estadounidense y alemán

"Cuando veía a los paralímpicos usar estos dispositivos me dije: quiero entender cómo funcionan estas prótesis cuando esprintan", explica. Hasta ahora, todos los estudios se han hecho con atletas corriendo en línea recta, pero las carreras de 200 y 400 metros incluyen una curva en su recorrido. Pero Taboga quería abordar el tema con otro enfoque. "Queríamos ver qué sucede cuando estos atletas con amputaciones unilaterales corren en las curvas", asegura.

Para el trabajo publicado en el Journal of Experimental Biology, Taboga y su equipo reclutaron a varios de los mejores atletas de los equipos paralímpicos estadounidense y alemán y les grabaron mientras realizaban distintos tipos de carrera. En concreto, pidieron a los atletas corrieran a máxima velocidad en un recorrido con la curva en un giro a la izquierda y otro a la derecha (aunque en la realidad nadie compite en este sentido horario). Cuando analizaron las actuaciones globales, Taboga descubrió que cuando los atletas corrían con su prótesis por el interior de la curva eran un 4% más lentos que cuando la prótesis quedaba en el exterior. "Era una diferencia medible", asegura el investigador, quien recuerda que esto puede suponer alrededor de dos décimas de segundo en un recorrido de 200 metros. "Esto significa que puedes ganar la carrera o quedar cuarto y ni siquiera subir al podio", insiste.

Los amputados de la pierna izquierda deberían correr en la zona exterior

Estos resultados concuerdan con el testimonio de los propios atletas paralímpicos, que cuando corren distancias como éstas - en las que deben trazar una curva - prefieren no correr por las calles internas, como la 1 o la 2. El estudio muestra que estos corredores se enfrentan a dos problemas: necesitan hacer más fuerza en las rectas, y en las curvas interiores pierden empuje si su prótesis queda por dentro, por lo que propone que a los amputados de la pierna izquierda se les deje correr en los carriles del 5 al 8 en competiciones, para intentar compensar esta ligera desventaja.

Referencia: Maximum-speed curve-running biomechanics of sprinters with and without unilateral leg amputations(Journal of Experimental Biology)


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba