MEDICINA

Los pacientes prefieren el iPad al doctor para informarse de una cirugía

Un estudio muestra que comprenden los procedimientos mucho mejor mediante un vídeo que después de una consulta cara a cara.

Los pacientes prefieren el iPad al doctor para informarse de una cirugía
Los pacientes prefieren el iPad al doctor para informarse de una cirugía NEC Corporation of America (Flickr, Creative Commons=

A menudo los pacientes se someten a procedimientos médicos sin un consentimiento realmente informado, debido al lenguaje técnico, la jerga médica y la presión del tiempo. Según algunos estudios, esto hace que casi la mitad de los pacientes no entiendan lo que su médico les está diciendo. Ahora, un grupo de médicos australianos ha preparado a sus pacientes para las cirugías utilizando tabletsy han descubierto que comprenden los procedimientos mucho mejor que después de una consulta cara a cara. Es de vital importancia que los pacientes entiendan a qué procedimientos médicos se enfrentan, tanto para que puedan superar mejor la operación, como para que puedan dar un consentimiento completamente informado para el tratamiento. Sin embargo, muchos pacientes salen de la consulta con sus médicos sin haber entendido qué deben esperar o con qué deben estar de acuerdo antes de una operación. 

Muchos pacientes salen de la consulta sin haber entendido el procedimiento 

"Los pacientes a menudo encuentran muy difícil entender el lenguaje médico que se utiliza en las habituales consultas cara a cara, y suelen sentirse intimidados”, afirma el investigador jefe Matthew Winter, del Royal North Shore Hospital, en Sídney, Australia. "Los médicos trabajan en consultas llenas y ambientes clínicos que limitan la calidad de las consultas y/o los consentimientos verbales para un procedimiento quirúrgico. Los pacientes no entienden la planificación de estas operaciones. Hemos descubierto que el grado de conocimiento del paciente aumenta de forma considerable si usamos medios portátiles de vídeo, y es su método preferido de informarse comparado con la común comunicación verbal”. 

Los investigadores diseñaron un ensayo aleatorio controlado para comprobar el grado de comprensión de 88 pacientes que se someterían a una cirugía de cólico renal agudo (el dolor abdominal causado por piedras en los riñones). De ellos, 45 pacientes discutieron su cirugía con el médico como se hace normalmente, mientras que a 43 se les enseñó una presentación de vídeo con dibujos animados narrados por un médico, que podían ver en tablets como el iPad. Después, se les preguntó cuánto habían entendido del procedimiento médico y si estaban satisfechos con el método elegido para transmitirles la información. A continuación, los que habían hablado con médicos vieron el vídeo, y viceversa, y volvieron a responder el mismo cuestionario. Por último, se les pidió que dijeran qué método preferían, y descubrieron que el uso del vídeo aumentó el grado de comprensión en un 15’5%, comparado con la consulta cara a cara. Además, 71 pacientes (80,7%) prefirieron el video, mientras que 17 (19,3%) eligieron la conversación con el médico.  

El Dr. Winter afirma que “el consentimiento informado para pacientes que van a pasar por una cirugía es una responsabilidad tanto legal como ética, y muy importante para que el tratamiento se optimice. Los pacientes deberían poder decidir sobre su tratamiento, y comprender en qué consiste es a menudo vital para una buena recuperación”. Aunque la medicina ha avanzado muchísimo, ha habido pocos cambios en el consentimiento informado y la forma en que un médico explica el tratamiento a su paciente. A través del uso de vídeos portátiles, un médico puede presentar su propia técnica de una forma innovadora, dinámica e interesante. 

“No decimos que el uso de vídeos deba sustituir al consentimiento. Nuestro trabajo demuestra que hay alternativas a las consultas cara a cara, lo que puede ayudar a mejorar mucho la comprensión del paciente y su satisfacción. Muchos pacientes prefieren utilizar las tabletas a una consulta con el médico, lo que beneficia tanto al médico como al paciente mediante la mejora de la calidad de los cuidados. El vídeo portátil es una incorporación útil al procedimiento del consentimiento informado y creo que será una parte importante en este proceso en los próximos años”. 

El uso del vídeo aumentó el grado de comprensión en un 15’5% 

“Este novedoso método para informar al paciente, con dibujos animados narrados por un médico, permite que cada paciente tenga todo el tiempo que necesita para comprender la cirugía que se le ha propuesto”, afirma la Catedrática Fiona Burkhard. “No debería reemplazar la consulta cara a cara con el médico, pero sí permitirá que los pacientes hablen con el médico previamente informados y preparados, lo que beneficia tanto a uno como a otro”. 

Referencias: The use of portable video media versus standard verbal communication in the urological consent process: A randomised controlled clinical trial (European Association of Urology)


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba