Programa KiVa España importa el programa "milagro" contra el acoso escolar de los finlandeses

Finlandia es uno de los referentes mundiales en el ámbito educativo. Entre sus triunfos figura la implementación a nivel nacional de KiVa, un método contra el 'bullying' que por fin cuenta con su versión en castellano.

Niño en un aula
Niño en un aula Europa Press

Finlandia celebra el centenario de su independencia del Imperio Ruso en 1917. "En estos 100 años hemos pasado de ser un país agrícola a un país pos-moderno donde la innovación es clave, una innovación que se extiende a muchos más ámbitos que el tecnológico", explica Roberto Tanzi-Albi, embajador de Finlandia en España. Es el caso del sistema educativo, que ha catapultado al país nórdico a los primeros puestos del Informe PISA año tras año. Y su forma de involucrarse en la problemática del acoso escolar es una de las causas que lo han convertido en un referente mundial en materia de educación.

En España, KiVa comenzó su andadura este año en medio centenar de ikastolas de País Vasco y Navarra, pero desde esta semana el método ya cuenta con versión española

En 2006, el Ministerio de Educación de Finlandia solicitó a la Universidad de Turku el diseño de un programa que redujese el índice de bullying, una lacra que hoy padecen dos de cada diez alumnos, según el último informe de la UNESCO denominado Ending the Torment: Tackling bullying from the schoolyard to cyberspace[Poner fin al tormento: cómo abordar el acoso escolar, desde el patio del colegio al ciberespacio]. El resultado fue un programa llamado KiVa -acrónimo de Kiusaamista Vastaan, "contra el acoso escolar", en español- que se comenzó a implementar en 2009 y ha llegado a alcanzar hasta al 90% de los colegios finlandeses, además de ser exportado a otros países europeos como Suecia, Holanda, Reino Unido, Alemania, Bélgica, Italia, Estonia y Luxemburgo. En España, KiVa comenzó su andadura este año en medio centenar de ikastolas de País Vasco y Navarra, pero no ha sido hasta este martes cuando se ha anunciado que este método se impartirá en el país por primera vez en castellano.

Impacto económico

"Que en Finlandia no hay bullying es un mito. Desde la aplicación del programa, el acoso escolar se ha reducido en torno al 78%, con efectos colaterales como la disminución de la depresión o la mejora en el ambiente y la percepción sobre los centros de estudio. Pero hay que seguir trabajando", dice Tiina Makela, doctora en Ciencias de la Educación de la Universidad de Jyväskylä de Finlandia y formadora especializada en el programa de la Universidad de Turku.

Se trata de un fenómeno global que merece un trabajo constante. El 'bullying' tiene efectos negativos a nivel personal, pero tiene efectos económicos negativos a nivel estatal"

"Se trata de un fenómeno global que merece un trabajo constante. El bullying tiene efectos negativos a nivel individual, de las personas que lo sufren, pero también a nivel estatal porque muchas de las personas que lo padecen difícilmente se incorporan al mercado laboral de una forma normal y esto también tiene efectos económicos negativos", explica Pasi kaskinen, vicepresidente ejecutivo de la Finland University Inc., organismo que representa a las universidades de Finlandia Oriental, Turku y Tampere, que se dedican a la investigación multidisciplinar. Y Makela apunta: "El acoso no sólo afecta a la vida escolar, sino que tiene un impacto en las personas como ciudadanas. Si se elimina, a lo mejor después no hay acoso laboral por parte de los adultos, o tampoco cuando se forman gobiernos".

Colaboración y prevención

Según la formadora "KiVa", no existen sociedades libres de bullying. "No es un tema de números, sino de las personas que lo padecen. En Finlandia, que cuenta con una población de 5,3 millones de habitantes, solo hay bosques y seres humanos, por eso cuidamos muy bien los pocos recursos que tenemos", explica Makela.

La cultura colaborativa, un aprendizaje centrado en el alumno, la responsabilidad compartida, la confianza mutua, la educación integral y la prevención son algunos de los valores presentes en el contexto educativo finlandés que intentarán transmitirse en España a través del programa KiVa, que ha llegado al país gracias a la firma de un acuerdo entre la Finland University Inc. y Macmillan Education Iberia, empresa del sector de contenidos y servicios educativos perteneciente al grupo académico-científico internacional Springer Nature.

"A través de este acuerdo, los centros educativos españoles van a poder implementar este programa por el que cubrimos dos compromisos importantes como son la mejora del bienestar en las aulas y, como consecuencia, la mejora del rendimiento escolar", dice Marta Martínez, directora general de Macmillan Education Iberia.

Educación "politizada"

Si bien en Finlandia la iniciativa surgió gracias a la intervención las autoridades, en España, aún no ha habido una toma de contacto con el país nórdico sobre incluir el método KiVa en los colegios públicos. "Aún no nos hemos puesto en contacto, pero estamos abiertos a colaborar con las instituciones. El costo educativo del programa, que se adapta a las necesidades de cada centro, depende del tamaño estos", dice Martínez.

Mientras que la experta en el exitoso método afirma que en Finlandia la Educación no está politizada, la directora general de Macmillan Education Iberia reconoce que, aunque en España sí lo esté, "no por ello vamos a dejar de ofrecer soluciones, en este caso soluciones avaladas y en beneficio del país". "Si en Italia se ha podido implementar, en España también se puede", dice esperanzada Makela.

Por otro lado, KiVa llega a España en un momento en el que el Ministerio de Educación finlandés ha dejado de financiarlo. La eliminación de las ayudas públicas llegó en 2011 y, con ello, los centros redujeron drásticamente el empleo del programa, que en su día acaparó al 90% de las escuelas. Esto, según informó el año pasado la televisión pública YLE, obligó a sus responsables a buscar fuentes alternativas de financiación para continuar su desarrollo como la de empezar a cobrar a las escuelas finlandesas entre 50 y 400 euros anuales en función del número de alumnos. Sin embargo, desde Macmillan y la Universidad de Finlandia también apuntan a que muchos centros ya tienen formación y conocen el método después de años llevándolo a cabo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba