Cultura

Warhol, el único y verdadero demócrata

El artista Pop dio con la clave: el consumo es algo que todo el mundo entiende. Y a partir de esa máxima, levantó su obra. Una exposición en Barcelona muestra el recorrido del artista. 

  • CaixaForum Barcelona exhibe 'Warhol. El arte mecánico'.
    CaixaForum Barcelona exhibe 'Warhol. El arte mecánico'. EFE
  • Warhol, el único y verdadero demócrata
    Warhol, el único y verdadero demócrata
  • Warhol, el único y verdadero demócrata
    Warhol, el único y verdadero demócrata
  • Warhol, el único y verdadero demócrata
    Warhol, el único y verdadero demócrata
  • Warhol, el único y verdadero demócrata
    Warhol, el único y verdadero demócrata
  • Warhol, el único y verdadero demócrata
    Warhol, el único y verdadero demócrata

Caixa Fórum Barcelona ofrece hasta el 31 de diciembre El arte mecánico, una exposición sobre el desarrollo creativo de Andy Warhol, desde sus inicios como diseñador gráfico en Nueva York hasta su muerte, convertido ya en un mito universal del arte pop. Es la mayor retrospectiva de Andy Warhol organizada en España. Incluye sus obras más célebres: desde la lata de sopa Campbell's hasta los retratos de Marilyn Monroe, Jackie Kennedy y Liz Taylor, pero también muestra aspectos más desconocidos de su trabajo.

La muestra subraya la forma con la que Andy Warhol (Pittsburgh, 1928 – Nueva York, 1987) capta el culto a la mercancía surgido de las invenciones industriales del siglo XIX. Siempre atento al avance técnico e industrial, Warhol usó todo tipo de técnicas y de máquinas, desde la serigrafía hasta la grabadora de vídeo, con patrones productivos que él mismo definió como "propios de una cadena de montaje". El visitante percibe  una imagen panorámica de la obra de Warhol y puede llegar a ver de qué forma el artista Pop entendió una idea por encima del resto: el consumo es algo que todo el mundo entiende. Y a partir de esa máxima, levantó su obra. Una pulsión democrática se percibe en su razonamiento. 

La exposición recoge 352 piezas entre pinturas, esculturas, dibujos, serigrafías, instalaciones, películas, portadas de discos, pósteres, revistas, objetos y material fotográfico. Las obras proceden de treinta prestadores, entre los que destaca el Museo Andy Warhol de Pittsburgh, que alberga la mayor colección de piezas de arte y materiales de archivo de Warhol.

La muestra, dividida a lo largo de distintas salas, dedica una sección al estudio de arte neoyorquino Silver Factory, un laboratorio cultural experimental por el que circularon los grandes creadores del momento, desde Salvador Dalí hasta Allen Ginsberg, Susan Sontag, Bob Dylan y Marcel Duchamp. Esa es, sin duda, una de las secciones más fascinantes de la muestra, porque el espectador puede ver las filmaciones que hizo Warhol a cada uno de ellos. Cuatro minutos de filmación continua en la que cada personaje varía, de forma espontánea, sus reacciones ante la cámara. 

La muestra escarba, además, en las obsesiones fundamentales de Warhol. El uso de la iconografía religiosa para retratar a los grandes dioses de la sociedad del consumo. E incluso es posible percibir un sentido de la tragedia que recorre su obra. Desde Marilyn Monroe retratada cual diosa, en un círculo dorado, hasta Jackie Kennedy, fotografiada tras el asesinato de su esposo, JFK. La variedad de registros es lo suficientemente amplia como para conseguir nuevos matices en la obra de Warhol. 

Se pueden contemplar desde sus primeros dibujos en los años 50, pasando por muchas de sus creaciones más icónicas como Before and After (1961), Three Coke Bottles (1962), Brillo Soap Pads Box (1964-1968), "Gold Marilyn" (1962), "Liz" (1963) o "Mao" (1973, Cow Wallpaper (Papel pintado con vacas) (1966), hasta el autorretrato de gran formato de 1986, que da la bienvenida a los visitantes. También se incluyen algunas de las más emblemáticas instalaciones de Warhol, como el espacio que acoge las "Silver Clouds", realizadas en un material reflectante experimental, fabricado especialmente para el programa espacial de la NASA y que evocan la ligereza de los cielos y la ingravidez del espacio exterior.

Otra de las instalaciones recreadas es "Exploding Plastic Inevitable", el extravagante espectáculo que incluía actuaciones con The Velvet Underground and Nico y que resultó una auténtica explosión conceptual de sonido y movimiento, que, según Lebrero, se anticipa a los actuales grandes conciertos. La exposición se completa con un espacio de documentación, procedente de la colección del canadiense Paul Maréchal, que incluye multitud de colaboraciones de Warhol para portadas de discos, carteles, anuncios, libros o televisión.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba