Cultura

'Sueños de tinta y celuloide', el viaje mágico del libro a la gran pantalla

'Sueños de tinta y celuloide' (Ediciones Líneas Paralelas) es el pasaje que propone David Felipe Arranz en la búsqueda de los mecanismos que fusionan de manera impetuosa cine y literatura, un itinerario por la antología de las mejores adaptaciones.

Portada de 'Sueños de tinta y celuloide'.
Portada de 'Sueños de tinta y celuloide'.

De las páginas de un libro a la sala de un cine. Desde que los hermanos Lumière crearon esa máquina mágica, cineastas de aquí y allá han llevado la tinta de Cervantes, Shakespeare, Kafka, Stevenson, Poe, Melville, Steinbeck, Eco o McEwan a la gran pantalla.

La relación entre literatura y cine, aunque no exenta de roces, suele procurar grandes momentos al espectador. El ensayo Sueños de tinta y celuloide. De la palabra a la pantalla , de David Felipe Arranz, indaga en los motivos del éxito y el triunfo en taquilla de determinadas adaptaciones.

La literatura es la hermana mayor y prodigiosa del cine

Por las páginas del libro transitan los grandes de la literatura universal y aquellas recreaciones cinematográficas más relevantes, la tinta atrapada en imágenes, metáfora de los sueños hechos realidad.

Hemos dejado atrás la galaxia Gutenberg, la galaxia McLuhan y nos hallamos surcando la galaxia TIC (Tecnologías de la información y la comunicación). Por si los bomberos de Fahrenheit 451, novela de Ray Bradbury adaptada para el cine por François Truffaut, saltan de las páginas o de las pantallas para quemar los libros en formato papel siempre nos quedarán el séptimo arte y su hermana, mayor y prodigiosa, la literatura.

El último refugio

Sostiene la obra que cine y literatura se han convertido en el último refugio del romance y la ficción: así, en la sala oscura y entre el público, al igual que sucede con el lector, suceder aquel fenómeno propuesto por T.S. Coleridge: la suspensión de la incredulidad.

La obra explora la capacidad de seducción del cine, su poder de influir en la ciudadanía

Arranz explora la capacidad de seducción del cine, su poder de influir en la ciudadanía, su repertorio sentimental capaz de explicar bajas y altas pasiones. A fin de cuentas todo se puede resumir en los códigos de honor de las obras maestras. Porque la vida, como el cine y la literatura, está hecha del material con el que se fabrican los sueños.

El autor, David Felipe Arranz (Valladolid, 1975), es licenciado en Filología hispánica y Teoría de la literatura y literatura comparada por la Universidad de Valladolid y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid. Escribe con asiduidad El Huffington Post, El Imparcial y Periodista digital, y es autor de varios libros y artículos sobre cine, literatura y periodismo. Dirige y presenta el magacín cultural "El Marcapáginas", que emite Gestiona Radio.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba