Cultura

Houdini, el primer gran vendedor de humo

En la muestra Houdini, las leyes del asombro, en la Fundación Telefónica en Madrid, se aborda la figura pública del mago como el personaje y transformador del espectáculo de magia.

Houdini, el primer gran empresario de la cultura de masas
Houdini, el primer gran empresario de la cultura de masas

Las salas de teatro todavía conceptualizaban el espectáculo a la usanza del siglo XIX, cuando Houdini (Budapest, 1874-Detroit, 1926) irrumpió en escena con algo a mitad de camino entre el número de feria y el show de masas: fuerza física, la velocidad, la tensión y el reto y, por supuesto, el factor realidad, el vértigo que suponía responder a la pregunta ¿saldrá vivo de ésta?  Sin duda, Harry Houdini es uno de los ilusionistas más célebres de todos los tiempos. A través de su rocambolesca biografía, la exposición Houdini. Las leyes del asombro traza la historia de la magia moderna y su evolución.

Las salas de teatro todavía conceptualizaban el espectáculo a la usanza del siglo XIX, cuando Houdini irrumpió con algo a mitad de camino entre el número de feria y el show de masas

Organizada por el Espacio Fundación Telefónica y comisariada por María Santoyo y Miguel A. Delgado, esta exposición muestran las claves de su figura pública pero también las claves de u investigación personal. La defensa incombustible de la razón aplicada a la magia y su personal cruzada contra el espiritismo, dotó de modernidad muchas de sus performances.  Ayudándose de estrategias de comunicación, en sintonía con la vanguardia, que incluían prensa, publicidad, radio y cine, consiguió atraer la atención de los medios y creó grandes ilusiones en todos los sentidos.

Houdini y Jennie, la elefanta, actuando en el Hippodrome de Nueva York (Library-of-Congress).
Houdini y Jennie, la elefanta, actuando en el Hippodrome de Nueva York (Library-of-Congress).

Para reflejar la complejidad del personaje, la exhibición cuenta con reproducciones de carteles de la época, ediciones históricas de manuales, cajas de magia de principios del s.XX, artilugios de magia, juguetes ópticos, un gimnasio decimonónico, la réplica de una camisa de fuerza y finalmente una gran jaula, que hace las veces de eje central de la exposición. Allí, el espectador podrá asomarse a la sensaciones que experimentó el maestro del escapismo, nos solo en sus actuaciones sino en su vida. Su historia de superación fue inspiradora en una época, en torno a la Primera Guerra Mundial, en la que muchos empezaban de cero y “escapaban” de su pasado.

Su historia de superación fue inspiradora en una época, en torno a la Primera Guerra Mundial, en la que muchos empezaban de cero y “escapaban” de su pasado

La exposición se compone de 6 secciones: Pasen y vean. Historia de la magia, en la que se traza un recorrido desde los “traficantes de milagros” –especie de gabinete de curiosidadades y feriantes- hasta la era dorada de la magia teatral con Thurston, principal rival de Houdini. A esa sigue  Citius, altius, fortius, consigna que resume en gran medida la nueva actitud de la sociedad moderna basada en el progreso físico, moral y personal que encarnó Houdini tanto en su carrera como en su historia vital así como Escape, especialidad  considerada la disciplina más dura dentro de la magia, que le llevó al éxito y que popularizó con elementos de riesgo en conexión con los gustos de la época, cómo escapar de una camisa de fuerza, de la celda de una prisión o de La Celda de tortura acuática.

Uno de los carteles que puede verse en la muestra.
Uno de los carteles que puede verse en la muestra.

A estos capítulos temáticos se suman Lo que creen tus ojos, que parte de la ilusión óptica como uno de los fundamentos de la magia que junto a desapariciones y engaños asombrosos son antesala  del que sería uno de los mayores prodigios obrados por Houdini, la desaparición de un elefante; La Gran Ilusión, que recoge elementos clave del éxito del ilusionista en su promoción, más allá del de los carteles y los anuncios, pasando por apariciones en prensa y  artículos para terminar en el mundo del cine y por último Código H, sección dedicada al auge del espiritismo, los médiums y el ocultismo tras la Primera Guerra Mundial y a la defensa que Houdini mantuvo de sus espectáculos de ilusionismo con fundamento científico, técnico y físico para crear ilusión en vez de fenómenos paranormales.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba