Libros

Eka Kurniawan: cuando la belleza gobierna... y arrasa un país

Esta semana lleva a las librerías 'La belleza es una herida' (Lumen) una novela poderosa, cuya sola lectura agota y funde... acaso porque está hecha de pura fibra. 

Un detalle de la portada de 'La belleza es una herida'.
Un detalle de la portada de 'La belleza es una herida'.

"Una tarde, un fin de semana de marzo, Dewi Ayu se levantó de su tumba tras haber pasado veintiún años muerta". Así comienza La belleza es una herida (Lumen), la novela del indonesio Eka Kurniawan, una voz de referencia en el panorama internacional cuyo nombre suena pronto pero con fuerza para el Nobel de Literatura. Tiene credenciales más que documentadas para optar a ese altar -si no se pasma, claro, como Murakami- y lo demuestra en las páginas de esta saga femenina, poderosa por fantástica y violenta. Una novela que equipara el discurso fundacional de un país al ultraje. A la violación. 

Ambientada en la ciudad imaginaria de Halimunda, La belleza es una herida levanta una saga familiar llena de leyenda y belleza pero también de brutalidad y tragedia. En sus páginas, Kurniawan escenifica el final de los días del colonialismo holandés en Indonesia: la ocupación japonesa, la purga comunista de mediados de los años sesenta y las tres décadas de gobierno dictatorial bajo el régimen de Suharto. Esta apasionante historia la relata Kurniawan a través de un personaje central, Dewi Ayu, y una ciudad ficticia, Halimunda.

Kurniawan tiene credenciales más que documentadas para optar a ese altar del Nobel -si no se pasma, claro, como Murakami- y lo demuestra en las páginas

Todo comienza con una mujer: la hermosa prostituta Dewi Ayu. Ella y sus cuatro hijas están marcadas por una poderosa y perturbadora belleza, también por la violencia que ejerce en su contra la tradición a la que pertenecen. Obligada a prostituirse por los japoneses tras ser capturada como prisionera de guerra, la descendencia de Dewi Ayu es el fruto de la violación o un incesto. El ultraje como linaje. "Cómprame una mortaja -dijo Dewi Ayu-. Ya he dado cuatro hijas a este mundo infausto. Ha llegado el momento de que pase mi cortejo fúnebre", escribe con brutalidad y belleza Kurniawan. 

Dewi Ayu es la heredera de una terrible historia de amor entre su abuela Ma Iyang, indígena cautiva a manos de un holandés codicioso, y Ma Gedik, un hombre al que siguió unida gracias a un amor truncado por las circunstancias. Querrá el destino que Ma Gedik se encuentre con su nieta, Dewi Ayu, quien se casará con él para resarcir las mezquindades a las que lo ha sometido la vida. Lo que ignoran ambos, Ma Gedik y Dewi Ayu, es que todos cuantos habitan Halimunda están marcados por esa tragedia sin remedio: la del eterno amor del anciano por Ma Iyang.

La idea de fondo: la belleza que gobierna todo cuanto toca, la belleza como atributo y tragedia 

A partir de Dewi Ayu crece un árbol genealógico cuyas ramas parecen transmitir el desamor de su estirpe: nietas que se casan con sus abuelos; niñas monstruosas que nacen de una maldición; incestos y violaciones; mujeres que paren bajo una tumba; guerreros que pierden la cabeza; fantasmas que atormentan a sus verdugos; perros que violan a niñas y hombres que se transforman en cerdos. La belleza es una herida ha sido comparada con Cien años de soledad, Las mil y una noches o El ruido y la furia. Tornasolea con todas ellas debido a su estructura canónica, que Kurniawan sabe alimentar con una prosa única y prodigiosa. La idea de fondo: la belleza que gobierna todo cuanto toca, la belleza como atributo y tragedia. 

Aciertan quienes describen a Kurniawan como el sucesor de Pramoedya Ananta Toer (1925-2006), escritor indonés apresado primero por el régimen de Sukarno y luego el de Suharto y autor de El cuarteto de Buru, una obra ciclópea traducida a más de 40 idiomas. Los manuscritos y libros de Pramoedya Ananta Toer fueron quemados por las autoridades a mediados de la década de los sesenta, mientras cumplía una condena de cárcel dictada de manera arbitraria. Antes y durante su encarcelamiento creo un lenguaje propio: más de treinta obras literarias. Prampedva quedó a las puertas del Nobel en 2006, el año de su muerte. Es realmente allí donde se inscribe la obra de Kurniawan.

La portada de 'La belleza es una herida', publicada en España por Lumen.
La portada de 'La belleza es una herida', publicada en España por Lumen.

El influjo de los relatos orales indoneses, que Kurniawan es capaz de metabolizar en sus valores esenciales, aporta poesía a las páginas de La belleza es una herida , novela nominada al Man Booker Price y que al fin, después de trece años desde su publicación, se traduce al español. La fantasía y la poesía irrigan esta historia, pero también una dosis de hipérbole e ironía que demuestra de qué forma una cultura puede destruirse a sí misma. Cada página de La belleza es una herida está estrujada con alucinación, belleza, brutalidad y crueldad. Sátira, humor, tragedia, familia. No es la historia de un amor, ni siquiera de una estirpe. Es una trama política. El relato de un país. Una novela total. Un clásico contemporáneo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba