Cultura ¿Entienden mejor a Pedro Almodóvar en Inglaterra, EEUU y Francia que en España?

En un año en el que el cineasta manchego prepara una retrospectiva en el MoMa y repite en nominación a los Oscar en representación de España, los éxitos de Almodóvar reciben una tibia acogida -por no decir un cierto desprecio- en España. ¿Por qué?

Es su vigésima película y puede que una de las más ambiciosas: Julieta, un drama basado en una obra de Alice Munro y con el que Pedro Almodóvar repite en la carrera por los Oscar en representación de España. A pesar de eso, en su fin de semana de estreno en España en mayo de este año, el esperado largometraje consiguió acumular una recaudación de tan sólo 585.989 euros, veinte veces menos de lo que consiguió en 2006 con Volver, que sobrepasó los diez millones de euros. Le dio esquinazo el público español al manchego, que en aquellos días se vio obligado a suspender la promoción de Julieta a causa del aluvión de críticas que llovieron en los medios por los llamados 'Papeles de Panamá', una filtración que lo involucraba tanto a él como a su hermano en supuestas prácticas de evasión fiscal. Un mes después, Julieta se estrenó en Francia con un resultado de taquilla de 1,2 millones de euros. En la segunda semana de cartelera em Italia, la misma película alcanzó 1,5 millones ¿Entienden más los franceses al director que en su propio país? Parece que con Pedro Almodóvar se cumple aquella frase de ‘nadie es profeta en su tierra’. Aunque en su caso el asunto es bastante peor que eso. Hace apenas unos días un grupo de personas comenzó a recoger firmas en Change.org para que su película no representara a España en los Oscar.

Mientras en el fin de semana de su estreno en España

Julieta ganó 500.000 euros, en Francia obtuvo 1,2 millones

En un año en el que el Museo de Arte de Nueva York organiza una muestra retrospectiva de la obra de Pedro Almodóvar que se celebrará en noviembre y la Universidad de Oxford le concedió un doctorado honoris causa, los logros del cineasta han sido recibidos en España con tibieza, por no decir con un callado desprecio. La prensa cultural, en su mayoría, se limitó a cumplir el trámite informativo y, con contadas excepciones, se hizo eco real del interés que el manchego suscita en otras latitudes. El éxito de la proyección en Francia de Julieta en el festival de Cannes, coincidió con el estreno del documentalAlmodóvar, todo sobre ellas, de Sergio G. Mondelo, un documental de la relación del cineasta con las mujeres y en el que participan Carmen Maura, Victoria Abril, Rossy de Palma, Bibiana Fernández, Antonia San Juan, Blanca Portillo, Adriana Ugarte, Emma Suárez y Javier Cámara; poco visto en las salas, será sin embargo transmitido por La Dos, eso sí: a las doce horas del domingo 11 al lunes 12 de setiembre.

EL escándalo de los 'Papeles de Panamá' no sentó bien a nadie. Ni a los hermanos Almodóvar ni a la opinión pública, que encontró inmoral el hecho de que unas de las voces autorizadas de la cultura en España, crítico feroz de las prácticas políticas del PP, tuviera una sociedad offshore, vamos, que dejaran su dinero en un paraíso fiscal. El tema se convirtió en arma arrojadiza. Una navaja afilada para arremeter, a gusto. Willy Toledo fue uno de los primeros, al asegurar que a Pedro Almodóvar "nadie le chista". Las declaraciones, aunque algo contradictorias, de amistosas no tenían nada. Sus palabras textuales fueron: "Llevo casi 6 años en los que solo he podido hacer una película con Pedro Almodóvar, al que nadie le chista”. No fue el único. Miguel Ángel Rodríguez ha puesto en marcha una recogida de firmas en Change.org para evitar que Almodóvar sea nuestro representante en los Oscar. ¿Qué ocurre? ¿Cuál es el motivo detrás de tanta inquina? ¿Los papeles de Panamá o algo más?

Miguel Ángel Rodríguez ha puesto en marcha una recogida de firmas en Change.org para evitar que Almodóvar sea nuestro representante en los Oscar

La compleja relación de España con  Pedro Almodóvar viene de lejos y guarda en sus archivos no pocos precedentes. Recogía hace poco Weldon Penderton en su reportaje ¿Por qué se acabó el romance entre Almodóvar y sus fans? un amargo episodio, que tuvo más de crónico que de puntual. En aquel texto, se recogían unas declaraciones de Carlos Saura para Informe Semanal y según las cuales cuando a mediados de los años ochenta los distintos sectores del cine trabajaban para constituir la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, se llegó a discutir si Almodóvar, que había realizado ya varias películas, debía ser admitido como miembro de la misma. Se lo pensaron, y bastante. Para más inri, en 1987, La ley del deseo –uno de los largometrajes aclamados en la filmografía del manchego- no recibió ninguna nominación. Entre un desplante y otro, Almodóvar cogió sus cosas y dejó la Academia en 2004, justo un año después de ganar el Oscar a la mejor película extranjera gracias a Hable con ella.

¿Hablan los números en el desamor español con Almodóvar? Un repaso a sus cifras de taquilla podría dar una idea: en 2011 La piel que habito obtuvo en su primer fin de semana 1.213.274 euros, Los abrazos rotos (2009), 4,1 millones de euros y 696.622 espectadores,  Volver, la película de Almodóvar más taquillera de su filmografía, 10,2 millones de euros y 1,9 millones de espectadores. ¿Cómo son sin embargo las cifras de esas películas en otros países? En Francia, por ejemplo, Volver obtuvo cinco millones de euros más que en España, es decir 15 millones. Los abrazos rotos también superó en Francia las cifras españolas: un total de 6 millones.

Cada vez más reconocido fuera, pero más cansado de todo

A pesar de las buenas nuevas de los últimos meses, Almodóvar se ha mostrado un tanto ensombrecido, apocado. Aquejado por la sordera y una creciente fotofobia que lo obliga a recluirse en casa, Pedro Almodóvar habló hace unas semanas en The Guardian de su cada vez mayor aislamiento y de las razones que lo mantienen alejado de las alfombras rojas. Lo ha hecho en una entrevista publicada en el diario británico en ocasión del doctorado honoris causa concedido por la Universidad de Oxford. Quien leía al Almodóvar de aquellas líneas podía asomarse a una tierra quemada. Julieta, dijo, no era más que un reflejo de este estado de ánimo. "En los últimos tres años, he sufrido dolor físico y una gran soledad". Si hubiera escrito el guión en una década diferente, dice, Julieta saldría, conocería gente en las calles de Madrid, estaría más viva. "Ella estaría involucrada en los problemas de otros. Ahora era muy fácil para mí para hablar de su tipo de soledad. Yo sé mucho acerca de la soledad", aseguró al periodista Jonathan Romney.

EL 2016, dice en esa misma entrevista, fue un año luminoso en las alfombras rojas de otros países , pero muy oscuro en lo que a afectos y vida personal se refiere: la muerte de Chus Lampreave, el escándalo de los 'Papeles de Panamá': "Yo estaba en la parte frontal de cada uno de los periódicos y programas de televisión. La prensa me utilizó, de la manera más sensacionalista posible. Fue horrible, porque es muy difícil ser parte de una lista de personas que odias. Pero me sentí utilizado por los medios de comunicación. Estoy absolutamente en contra de los paraísos fiscales pero también estoy en contra de la comercialización de las noticias ", dijo hace apenas unas semanas… Que se siente cada vez más solo y apocado, que los aplausos en otros países es más evidente que en el suyo, que no resulta sencillo afrontar una vejez frágil, como esas, muchas otras cosas aseguró Almodóvar, el hombre condenado a no ser querido por buena parte de los suyos. La maldición del éxito… o del enfado que este produce en el corazón ennegrecido de otros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba