Cultura

Los 'Ocho apellidos catalanes' que pueden pinchar por el éxito de los vascos y las prisas de Vasile

"Ocho apellidos catalanes", la secuela de la película española más taquillera de la historia (Ocho apellidos vascos) llega este fin de semana a los cines.

El comediante Berto Romero en la premiere de 'Ocho apellidos catalanes'
El comediante Berto Romero en la premiere de 'Ocho apellidos catalanes'

Ocho apellidos catalanes, la segunda parte de la película más taquillera de la historia del cine español se estrena este viernes en más de 500 salas de cine en todo el país. Y aunque las expectativas son altas, el resultado es el que es: una versión suficiente que gustará a quienes no han visto Ocho apellidos vascos y descafeinada para los que acudan buscando algo más elaborado. Y si a eso se suma el flaco favor que Clara Lago y Dani Rovira han hecho a la promoción de la película en estos días en El Hormiguero, pues como para esperar una taquilla discreta.

En esta entrega, Emilio Martínez Lázaro intenta sacar provecho de los tópicos regionales sobre Cataluña, aunque sin hacer sangre con el tema independentista. Según la prensa especializada, los guionistas Borja Cobeaga y Diego San José se han visto obligados a repetir –sin gracia- la fórmula de Ocho apellidos vascos. En esta oportunidad, los personajes de la primera entrega se trasladan a una Cataluña falsamente independiente, del tipo Goodbye Lennin.

La trama respeta el esquema inicial. Amaia (Clara Lago) decide contraer matrimonio con Pau (Berto Romero), un hípster catalán de barba y gafa de pastas, quien para no decepcionar a su anciana abuela Roser (Rosa María Sardá) decide organizar la boda en la masia familiar haciéndole creer que Cataluña ha conseguido separarse de España. Para evitar la celebración de la boda, su padre, Koldo Karra Elejalde) acude hasta Sevilla para que Rafa (Dani Rovira) le acompañe en esta misión. Merche (Carmen machi) por supuesto también toma parte en la misión.

Las prisas de Vasile

El estreno de la película estaba previsto para enero de 2016, sin embargo, tal y como aseguran algunos medios de comunicación, Paolo Vasile, el máximo representante de Mediaset en España, metió prisas al equipo para que llegara a las salas noviembre de 2015, a tiempo de entrar en la cuenta de resultados de Telecinco. Las prisas, como las segundas partes, rara vez dan resultados. Y en esta ocasión, la presión parece haber afectado la frescura y originalidad del librero.

Ocho apellidos catalanes intenta superar los éxitos de Ocho apellidos vascos, pero no lo tiene nada fácil. Estrenada en marzo de 2014, esta cinta superó todos los récords de taquilla de la historia de una película española. La comedia acumuló 56.2 millones de euros, cifra que la convirtió en la segunda película con mayor recaudación en nuestro país sólo por detrás de Avatar. Asimismo, los 9.5 millones de espectadores la colocaron en el podio como la tercera película más vista de la historia en España. Además, se consagró como la cinta con más días de permanencia en el número uno de la taquilla, con 67 jornadas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba