Cultura

De lo espiritual en Kandinsky: más de 100 obras del maestro ruso se exhiben en Madrid

CentroCentro Cibeles acoge la mayor exposición realizada hasta ahora en España sobre uno de los padres de la abstracción.

La muestra dedicada al pintor ruso podrá verse hasta febrero de 2016.
La muestra dedicada al pintor ruso podrá verse hasta febrero de 2016.

Cuando están por cumplirse los 150 años del nacimiento de Wassily Kandinsky (1866-1944), uno de los grandes pioneros del arte abstracto, llega a Madrid la exposición Kandinsky. Una retrospectiva, una de las mayores muestras monográficas que se han hecho en España de la obra del pintor ruso, y podrá visitarse hasta febrero de 2016 en Centro Centro Cibeles.

Sin duda uno de los pintores vanguardistas más destacados de todos los tiempos, la obra de Kandinsky es tan rotunda como la luz o las matemáticas; acaso como la música o el orden geométrico que esconde el mundo tras de sí. Un haz de ese Kadinsky lumínico se deja ver en esta muestra, que recorre la trayectoria artística y espiritual del artista a través de 100 piezas maestras de su obra –lienzos, acuarelas y grabados–, procedentes de la colección del Centre Pompidou.

Sin duda uno de los pintores vanguardistas más destacados de todos los tiempos, la obra de Kandinsky es rotunda como la luz o las matemáticas

Kandinsky. Una retrospectiva está organizada por CentroCentro, el Centre Pompidou de París y Arthemisia Group. Angela Lampe, comisaria de Arte Moderno en el Museo Nacional de Arte Moderno del Centre Pompidou, ha sido la encargada de la curaduría de la exposición. La muestra se pudo ver en 2014 en el Palazzo Reale de Milán, donde la disfrutaron más de 200.000 visitantes, antes de viajar a Milwaukee y Nashville, en Estados Unidos.

La exposición recorre los periodos clave de la vida de Kandinsky, desde los primeros años en Alemania, pasando su experiencia por su vuelta a Rusia y la marcha a Weimar, donde forma parte de de la Bauhaus, hasta llegar a  Francia, donde se establece tras el fin de la Bauhaus; esos son los años en los que recibe influencia directa del surrealismo y representa, a juicio de Angela Lampe, una de sus etapas más interesantes. El recorrido de la muestra es cronológico y se desarrolla a lo largo cuatro secciones: Munich, 1896-1914; Rusia, 1914-21; Bauhaus, 1921-33, y París, 1933-44.

De lo espiritual...

La vida de Kandisky coincide con momentos decisivos del siglo XX: la eclosuón de las vanguardias como camino hacia la creación de una nueva forma de representación. Después de estudiar Derecho y Economía durante 10 años en Moscú, Vassily Kandinsky se trasladó a Múnich en 1896 para iniciar sus estudios de arte. En esos años entra en contacto con las vanguardias, viaja por Italia, los Países Bajos, África y visita Rusia. Es el tiempo de preparación y reflexión para escribir De lo espiritual en el arte, un ensayo publicado en 1912 y donde se vuelca en la reflexión de la naturaleza psíquica del color y la forma. Un año antes crea junto a Franz Marc y otros artistas el movimiento Der Blaue Reiter (El Jinete Azul), que ejerce una influencia decisiva.

A partir de la Revolución de octubre de 1917, Kandinsky se marcha a Rusia, donde trabaja para el Comisariado del Pueblo para la Educación. Entra en contacto con Malévich Vladímir Tatlin y Aleksandr Ródchenko, con quienes tiene no pocas diferencias ideológicas y estéticas. Absolutamente decepcionado del funcionariado cultural soviético, en 1922 se trasladó a Weimar donde formó parte de la Bauhaus. En 1926 continúa sus investigaciones y reflexiones sobre la forma en el libro Punto y línea sobre el plano. Contribución al análisis de los elementos pictóricos, una continuación de las reflexiones propuestas en De lo espiritual en el arte.

Empujado por la idea de que un artista auténtico parte de la creación como "una necesidad interna", Kandisnky consiguió en sus años parisinos un período de síntesis.

Empujado por la idea de que un artista auténtico parte de la creación como "una necesidad interna", Kandisnky consiguió en sus años parisinos un período de síntesis: la influencia del surrealismo –vivió y compartió con Jean Arp, Miró y Picasso- resultó decisiva para que el ruso levantara una pintura luminosa poblada de elementos fantásticos, composiciones con elementos biomorficos y de una gran potencia cromática, que tiene sus expresiones más claras en obras como Composición IX. La muestra pretende dar cuenta de esta compleja y elaborada vida a través de obras fundamentales como Alte Stadt II (1902), Lied (1906), Improvisation III (1909), Im Grau ( 1919), Gelb-Rot-Blau (1925) y Bleu de ciel (1940). 

La exposición muestra lo más relevante del fondo Kandisnky, una de las colecciones más amplias que sobre la obra del ruso existen y que pertenece al Centre Pompidou junto con las que posee el Lenbachhaus Museum en Munich y el Solomon R. Guggenheim Museum en Nueva York. Su origen se remonta a los años 1937 y 1939, cuando el Museo Nacional de Arte Moderno adquirió las dos primeras obras Kandinsky, quien aún vivía en ese momento.Tras un primer regalo en 1966, en 1976 el Centre Pompidou recibió la donación de quince pinturas y quince acuarelas de la viuda del pintor, Nina Kandinsky. Tan solo cuatro años después, en 1980, la institución recibió todas las pinturas y el material que había en el estudio del pintor en Neuilly –dibujos, acuarelas, grabados y archivos–, configurando la mayor parte de su legado. Desde 1988, la Sociedad Kandinsky está encargada de engrandecer y velar por la integridad de la obra del pintor. La colección cuenta hoy con más de 100 pinturas, 900 dibujos y cerca de 500 grabados.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba