Cultura

Los imprescindibles de esta primavera, primera entrega: las exposiciones más esperadas

Durante la primavera de 2016 a Madrid llegará la esperada muestra dedicada a El Bosco al Prado; la que dedica el Reina Sofía a Wilfredo Lam, además de Joaquín Torres García en la Fundación Telefónica o Caravaggio en el Museo Thyssen.

El Museo del Prado aspira  batir sus propios records, como en el año 2012 (fecha de esta imagen), con la ampliación de la pinacoteca.
El Museo del Prado aspira batir sus propios records, como en el año 2012 (fecha de esta imagen), con la ampliación de la pinacoteca. EFE

Con el cambio de estación, los museos, teatros y centros culturales mudan de piel. Cambian las obras que cubren sus paredes por otras. En esta ocasión, este 2016 tiene preparadas verdaderas joyas, desde El Bosco en El prado, pasando por Wilfredo Lam en el Reina Sofía, Joaquín Torres García en la Fundación Telefónica o Caravaggio en el Museo Thyssen. Eso, de momento, incluye sólo Madrid, pero en las otras ciudades de España hay muchísimo: la que dedica el Guggenheim a las "Celdas" de la escultora franco-americana Louise Bourgeois, autora de la araña que exhibe de forma permanente en su parte trasera, junto a la ría.

En Andalucía hay exposiciones que dan de qué hablar:

Juego de ojos, en el Museo Picasso de Málaga; Pacheco en el Museo de Bellas Artes de Sevilla y el Pop español en el Carmen Thyssen de Málaga

En Andalucía hay exposiciones que dan de qué hablar para estos días, entre ellasJuego de ojos, una muestra del Museo Picasso de Málaga que aborda el retrato como un tema al que Picasso regresó una y otra vez en su dilatada trayectoria artística. En la mayoría de estos, los ojos y la mirada dominan la composición. La muestra reúne 44 obras pertenecientes a su colección permanente. El recorrido comienza con una pequeña pero emblemática pieza de esta colección, Los ojos del artista, un autorretrato realizado en París en 1917. En el Carmen Thyssen de Málaga abre sus puertas esta semana Reflejos del Pop, que permite aproximarse a la recepción del pop internacional en España durante las décadas de 1960 y 1970, a través de cuatro de las propuestas creativas en las que de forma más clara y continuada se puede ver la influencia de ese movimiento: las de Luis Gordillo, Eduardo Arroyo, Equipo Crónica y Equipo Realidad. El Museo de Bellas Artes de Sevilla rinde homenaje Francisco Pacheco (Sanlúcar de Barrameda, 1564-Sevilla, 1644), uno de los pintores más solicitados de la Sevilla de los siglos XVI y XVII, y uno de los maestros que mayor influencia dejó en las generaciones que le sucedían, entre ellos el gran Diego de Velázquez.

De vuelta en Madrid. La oferta también da de sí. La ruta comienza en el Paseo Recoletos, en la Biblioteca Nacional con la muestra Miguel de Cervantes: de la vida al mito (1616-2016), que tan solo en el primer fin de semana de exhibición recibió a 5.000 visitantes. Por ese motivo, se amplió el horario de visitas hasta incluir los lunes. Esta permanecerá abierta todos los días hasta el 22 de mayo, desde las 10:00 hasta las 20:00 horas de lunes a sábados, y de 10:00 a 14:00 horas los domingos y festivos. En ella se exhiben documentos, libros, esculturas, fotografías, óleos y otros objetos de diferente naturaleza, dos centenares de piezas relacionadas con la vida del escritor, contando con el fondo cervantino de la BNE, además de préstamos, entre otros, del Archivo General de Simancas, del Histórico Nacional, del General de Indias, del Museo Nacional del Prado o de algunos prestadores privados. Organizada conjuntamente por la BNE y Acción Cultural Española, la exposición forma parte de los actos programados con motivo del IV centenario de la muerte del escritor.

La singularidad de las obras de El Bosco es la columna vertebral de una de las muestras estrella de 2016 en el Museo del Prado, que conmemorará los 500 años de la muerte del pintor holandés

La singularidad de las obras de El Bosco es la columna vertebral de una de las muestras estrella de 2016 en el Museo del Prado, que conmemorará los 500 años de la muerte del pintor holandés admirado por el rey Felipe II. La muestra abrirá sus puertas en mayo. La excepcional selección estará compuesta por 65 obras y permitirá disfrutar de obras maestras como Las tentaciones de San Antonio, La adoración de los Reyes Magos o El jardín de las delicias, considerada como una de las señas de identidad del Museo del Prado, que cuenta entre sus fondos con la mayor colección de pinturas del genio. También se puede visitar hasta el 27 de marzo de 2016 la amplia exposición de Ingres, uno de los maestros que más huella ha dejado en la historia del arte, con obras icónicas de fama universal como la célebre La gran Odalisca, valorada como el primer desnudo moderno no sujeto a ataduras temáticas, El baño turco, La condesa de Haussonville o sus imponentes retratos de Napoleón.

De febrero a mayo de 2016, el Thyssen también presenta una selección dedicada a los realistas de Madrid, que engloba un grupo histórico de artistas que crearon en la capital desde 1950 y estaban vinculados por sus relaciones familiares y profesionales. Entre las obras que se exhibirán se encuentran pinturas de Antonio López, al que el museo dedicó un monográfico en 2011, y cuadros inéditos de su esposa, María Moreno. Sin embargo, a finales de la estación, en junio, aterrizará en el Thyssen una muestra centrada en la figura de Caravaggio y sus influencias. Caravaggio y los pintores del norte pondrá de relieve el legado del artista lombardo y ofrecerá una idea de la diversidad de las reacciones causadas por su pintura. En la muestra se exhibirá un conjunto de piezas que abarcan su carrera, desde el período romano hasta las emotivas pinturas oscuras de sus últimos años.

La exposición que dedica al pintor cubano Wilfredo Lam promete ser una de las apuestas del Reina Sofía para esta temporada, y estará organizada junto al Centro Pompidou de París y la Tate de Londres (5 de abril a 15 de agosto). Iniciador de una pintura mestiza que unía modernismo occidental y símbolos africanos o caribeños, Wilfredo Lam (Sagua La Grande, 1902 - París, 1982), se codeó con todas las vanguardias del momento, afrontando también los problemas del mundo. Su obra profundamente comprometida, exploradora de diversidad de expresiones y de medios, desde la pintura al dibujo, del grabado a la cerámica, persigue el mismo combate que su amigo Aimé Césaire: “pintar el drama de su país, la causa y el espíritu de los Negros”. La exposición vuelve sobre la génesis de su trabajo pero también sobre las diversas etapas y condiciones de la recepción e integración progresivas de una obra pacientemente construida entre España, París-Marsella y Cuba.

Entre las selecciones de arte contemporáneo del Reina Sofía para el año que entra también destaca la retrospectiva del artista mexicano Ulises Carrión (15 de marzo a 29 de agosto) que explora los aspectos de una obra poliédrica, desde sus inicios como joven escritor de éxito a su empeño por la innovación en el lenguaje; también en marzo desembarca la primera exposición en nuestro país del suizo Rémy Zaugg (31 de marzo a 28 de agosto), que comprende una selección de pinturas y obra sobre papel poniendo el acento en la exploración del lenguaje y de la percepción como medio de activación del espectador. La retrospectiva Joaquín Torres García: la arcadia moderna organizada por el MoMA -donde se ha podido ver hasta el 15 de febrero- aterrizará en España el próximo 19 de mayo. Tanto el director del MoMA, Glenn D Lowry, y el curador jefe del arte latinoamericano y caribeño, Luis Pérez-Oramas, adelantaron detalles de la muestra en su visita a España con ocasión de ARCO.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba