Cultura

El teatro Valle Inclán acoge el estreno de ‘Los hermanos Karamázov’, la gran epopeya del odio escrita por Dostoievski

Este viernes 20 de noviembre se estrena en el  madrileño teatro Valle Inclán, en Lavapiés, la versión de 'Los hermanos Karamázov' dirigida por Gerardo Vera. El actor Juan Echanove dará vida al despótico y ruin padre, Fiódor Karamázov.

Una imagen del montaje 'Los hermanos Karamazov' que se estrena en el teatro Valle Inclán.
Una imagen del montaje 'Los hermanos Karamazov' que se estrena en el teatro Valle Inclán. CDN

Fue la última novela que escribió Dostoievski. La terminó justo tres meses antes de morir. Acaso por eso en sus páginas se juntan, como si de espectros se tratara, los temas que siempre azotaron al escritor ruso: la brutalidad, el odio, la avaricia, el crimen, la abyección, pero también -y no necesariamente menos amargos- la compasión y el perdón. Se trata de Los hermanos Karamazov, una obra que explora los límites del ser humano y que ha marcado a generaciones de lectores y escritores. No importa cuánto tiempo haya pasado desde su publicación, en 1880, su vigencia continúa intacta. Justamente por esa razón, el director Gerardo Vera lleva una versión al Teatro Valle Inclán de Madrid. El texto de Dostoievski adaptado por José Luis Collado cobra vida en una producción del Centro Dramático Nacional. El elenco lo encabeza por Juan Echanove, quien interpreta a Fiódor Karamázov, el padre ruin y alcohólico.

Fue la última novela que escribió Dostoievski. La terminó justo 3 meses antes de morir. Acaso por eso en sus páginas se juntan, como si de espectros se tratara, los temas esenciales de su obra

La novela está inspirada en la historia de un joven que compartía prisión con Dostoievski en Siberia y que cumplía condena tras ser acusado de matar a su padre injustamente. Dividida en 12 libros, esta tragedia familiar se desarrolla en la Rusia del siglo XIX y gira alrededor de la figura de Fiódor Karamázov, cruel y despótico padre: un hombre ruin, hipócrita, avaro, cínico y libertino. La acción se desencadena cuando sus hijos legítimos se reúnen después de años separados. Cada uno se ha criado en un lugar distinto de Rusia y ha elegido un camino distinto: Dmitri es soldado, y como su padre, es un bebedor, derrochador y lujurioso; Iván se ha convertido en un escéptico que duda de la ley, de la conciencia y de la fe (fue el primer existencialista, según Jean-Paul Sartre); Aliosha o Lióshechk, el más pequeño de los hermanos, quien ha abrazado la religión y vive en un monasterio. Queda un último vástago, Smerdiakov, hijo bastardo fruto del amor de Fiódor con una prostituta. El asesinato del padre será el punto de inflexión, el revulsivo de una historia en la que justicia y la venganza se confunden en el lento camino a los infiernos.

El montaje en el CDN

Definida como una epopeya del odio y la abyección, la adaptación Los hermanos Karamázov que será representada en el Valle Inclán ha sido producto de un arduo proceso de trabajo con el texto original, a fin de poder presentar una versión razonable al público madrileño: dos horas de duración, a diferencia de algunos montajes que han llegado a alcanzar hasta las 8 horas. La función comienza en un callejón oscuro, lleno de basura: el final de una fiesta, de una orgía, con todos los personajes distribuidos en el escenario. En la primera escena Aliosha cruza el patio de butacas hacia los monjes. "De este mundo bárbaro y sucio surge el primer encuentro de la obra. Quiero llevar el espectador a un viaje febril y tenso. No hay paz, incluso cuando la escena parece tranquila. Cuando la conversación es pausada hay algo por debajo que está a punto de estallar. Este es el tono que pide Dostoievski”, asegura el director Gerardo Vera para explicar cuál es el tono que pretende transmitir en este montaje.

"Quiero llevar el espectador a un viaje febril y tenso. No hay paz, incluso cuando la escena parece tranquila. Es el tono que pide Dostoievski"

El desasosiego de la obra se acentúa con el hecho de que todo lo que está en el espectáculo tiene que ver con la vida de Dostoievski y la enfermedad que le marcó: la epilepsia. "Puedo decir incluso que toda la puesta en escena tiene que ver con la epilepsia. Los epilépticos cuentan que cinco minutos antes de que les dé el ataque tienen una sensación de felicidad como nunca la han tenido. Perciben una especie de orgasmo extraño, preludio del infierno. Lo que viene después es el vómito, la fiebre, la podredumbre y la cercanía de la muerte. Ese es el punto que tiene la obra; dos contrarios que están jugando", ha explicado Vera, director del Centro Dramático de Arte Nacional entre 2004 y 2011 y Premio Nacional de Teatro en 1998.

El reparto y las funciones

Además de Juan Echanove, que da vida a Fiódor, el elenco lo completan Fernando Gil, Óscar de la Fuente, que interpreta a Smerdiakov, el hijo ilegítimo de Fiódor y su asesino; Fernando Gil, que caracteriza a Dmitri; Markos Marín interpreta a Iván. También forman parte Antonia Paso, Marta Poveda, quien encarna a Grúshenka, amante de Dmitri y Fiódor, mientras que Lucía Quintana da vida a Katia, la prometida de Dmitri. El reparto lo completan Chema Ruiz, Ferrán Vilajosana, Eugenio Villora y Abel Vitón.

La obra se estrenará este 20 de noviembre y estará en cartelera hasta el 10 de enero de 2016 en la Teatro Valle-Inclán (Plaza de Lavapiés S/N). Las funciones son de martes a sábado 20:30 horas y los domingos a las 19:30 horas. El precio de las entradas oscila entre los 19 hasta los 24 euros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba