Motor

Nissan pierde el certificado de calidad internacional por emplear a trabajadores sin la cualificación necesaria

La compañía japonesa empleó a trabajadores sin la cualificación necesaria para realizar la revisión final de sus vehículos, motivo por el cual la organización internacional de normalización (ISO) ha revocado su certificado 9001 en seis de sus plantas de ensamblaje en Japón.

La pérdida de la certificación ISO afecta sólo a las plantas japonesas de la marca.
La pérdida de la certificación ISO afecta sólo a las plantas japonesas de la marca.

El fabricante japonés Nissan perdió su certificado de calidad internacional en las plantas de producción de Japón por el caso de las irregularidades en sus controles de automóviles, informó hoy la agencia japonesa Kyodo. La compañía japonesa empleó a trabajadores sin la cualificación necesaria para realizar la revisión final de sus vehículos hasta cerca de un mes después de que se conocieran estas irregularidades el pasado septiembre.

Por ese motivo, la organización internacional de normalización (ISO)- encargada de asegurar el control de calidad-, revocó el 31 de octubre su certificado 9001 en seis de sus plantas de ensamblaje. "Consideramos que la revocación es lamentable", dijo a Efe un portavoz de la compañía, quien aseguró que, ahora que han reanudado la producción para el mercado interno, "trabajarán para que la certificación para este mercado se devuelva lo antes posible".

El estándar 9001, uno de los más populares de la organización con sede en Suiza, asegura que los productos y servicios cumplen los requisitos del cliente y que mejoran su calidad de forma constante. No obstante, este certificado no es necesario para la producción local, sólo para la extranjera, que sí que mantiene este estándar de calidad en sus fábricas.

Estos controles de automóviles irregulares se dieron a conocer el pasado septiembre, después de una inspección del Ministerio de Transporte. La normativa japonesa establece que sólo inspectores certificados y previamente registrados en el sistema aprobado por el Ministerio de Transporte de Japón pueden dar el visto bueno a los vehículos que van a ser comercializados en el mercado japonés.

La compañía paró su producción local durante cerca de tres semanas el pasado octubre, tras descubrir que trabajadores sin certificación seguían haciendo las pruebas finales.

Nissan, que aseguró de forma pública que sus vehículos son seguros, deberá responder ante el Ministerio nipón de Transporte en las próximas semanas y aclarar los motivos por los que no se respetaron las normativas y cuáles serán los pasos a seguir para que esto no se vuelva a repetir.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba