Motor

BMW G 310 GS: una trail de iniciación a imagen y semejanza de los grandes modelos de la marca

La más pequeña de la familia G/S de BMW ya está en el mercado, una auténtica trail a imagen y semejanza de sus hermanas mayores que, a diferencia de aquellas, puede conducirse con el carné A2.

La más pequeña de la gama GS puede conducirse con el carné A2.
La más pequeña de la gama GS puede conducirse con el carné A2.

Está desarrollada sobre la base de la G 310 R, pero con muchos cambios para acercarla en su estética a la gran R1200 GS. Y es que el éxito de la gama G/S del fabricante alemán le ha llevado a trasladar su concepto trail hasta el más pequeño de sus modelos. Una G310 GS que hará las delicias de los más jóvenes con una estética muy cuidada en cada uno de sus detalles.

Pero además de estética, la pequeña GS ha sido dotada de todo lo necesario para ofrecer el mejor comportamiento posible tanto en carretera como fuera de ella. El chasis de acero es similar al de la R, las suspensiones montan horquilla invertida delante y el basculante es de fundición de aluminio.

La estética es muy similar a sus hermanas mayores.
La estética es muy similar a sus hermanas mayores.

Y aunque todo ello es similar a su hermana naked, la G 310 R, esta versión GS cuenta con un mayor recorrido de suspensiones para adaptarse a la conducción en campo. También monta neumáticos mixtos, de 19 pulgadas en la rueda delantera con medida 110/80 y de 17 pulgadas detrás, con medida 150/70. Los frenos, como en sus hermanas mayores, cuentan con ABS de serie.

El motor es el conocido monocilíndrico de 313 centímetros cúbicos y 34 CV que monta la versión R, con un árbol de equilibrado que suprime las vibraciones típicas de este tipo de propulsores. Provisto de un cambio de seis velocidades, alcanza una velocidad máxima ligeramente por encima de los 140 km/h. El peso, no llega a los 170 kilos.

La información del cuadro es bastante completa.
La información del cuadro es bastante completa.

A sus mandos, destaca la abundante información disponible a través de una pantalla LCD multifunción. Marcha engranada, autonomía, consumo medio, velocidad media y hora son algunos de los parámetros. Entre sus detalles prácticos, incorpora una parrilla trasera como el las versiones más grandes sobre la que montar diferentes tipos de baúles.

Con todo ello, en marcha sorprende lo bien que se maneja esta pequeña trail, con buen tacto general excepto en lo que al manejo del cambio se refiere. Muy tosco sobre todo a la hora de subir marchas, en ciudad resulta algo incómodo, pues los cambios de marcha son constantes y no resulta agradable, especialmente entre sus tres primeras velocidades. En carretera se nota menos, y según vas ganando velocidad los cambios son algo más suaves.

Con 34 CV de potencia, no esperes fulgurantes aceleraciones, pero responde con suficiente intensidad para moverte cómodamente por encima de los 120 km/h. Eso sí, en ningún momento llega a poner en apuros al chasis, que aguanta sin problemas sea el ritmo que sea. Frena con suficiencia y se mueve entre curvas con mucha agilidad. Una trail sin duda perfecta para iniciarse.

En cuanto al precio, la pequeña GS está disponible desde 6.050 euros, una cifra que supone 850 euros por encima de la versión 310 R y unos 3.000 por debajo de la F 700 GS bicilindrica. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba